Category: SISTEMAS DEL CUERPO


Sistema urinario

 

 

 

 

 

 

 

ANATOMÍA DEL SISTEMA URINARIO Y SISTEMA REPRODUCTOR

 

SISTEMA URINARIO

 

LOS RIÑONES

Los riñones son dos glándulas que secretan la orina. Están situados, a ambos lados, en la parte alta de la pared abdominal, en el retroperitoneo, y en contacto con la última costilla, que lo va a cruzar por su cara posterior. Tienen un polo superior y un polo inferior. El riñón derecho está algo más bajo que el izquierdo.

Está recubierto en el exterior por la cápsula renal, formada por una membrana fibrosa. En su interior se encuentra el parénquima renal, que se dispone alrededor de un espacio denominado seno renal.

En el parénquima renal podemos diferenciar dos zonas, una más oscura formada por las pirámides de Malpighi que constituyen la médula renal, y otra zona más clara que se encuentra entre la pirámides y por fuera de éstas formando la corteza renal.

En las pirámides se encuentran unas estructuras llamadas nefronas, que componen la unidad estructural del riñón. Es una especie de tubo contorneado donde se produce la formación de la orina por el intercambio de sustancias entre la sangre y el líquido que va por el interior de la nefrona. A su alrededor van a circular arteriolas y vénulas.

El vértice de cada pirámide es la papila renal, a donde va a desembocar la orina formada en las nefronas. La orina sale de las nefronas a través de unos pequeños conductos llamados cálices renales menores que están situados en el seno renal. Estos conductos se van a ir uniendo de 2 a 3 formando los cálices renales mayores, que a su vez se reúnen en la pelvis renal (forma de embudo) para continuarse con el uréter, saliendo del seno renal.

En el polo superior de cada riñón se encuentra la glándula suprarrenal.

 

LOS URÉTERES

Son dos conductos de unos 25-30 cm. de largo y 2 cm. de diámetro, uno por cada riñón, que descienden por el retroperitoneo para finalmente desembocar en el interior de la vejiga urinaria por el meato uretral.

 

 

 

 

 

LA VEJIGA URINARIA

Es un órgano que sirve de reservorio para acumular la orina entre una micción y otra, que se realiza de forma voluntaria. Está situada en la parte anterior de la cavidad pélvica, en el hombre delante del recto y en la mujer delante del útero. Cuando está llena, el globo vesical puede ocupar parte de la cavidad abdominal. Tiene una capacidad de 250 cm3 aproximadamente.

Los uréteres desembocan en su pared posterior e inferior.

 

La parte superior presenta un vértice llamado uraco, que es una especie de ligamento que sale de la parte anterior de la vejiga y llega hasta el ombligo de la pared abdominal (es un resto embriológico del cordón umbilical).

En su interior se forma el trígono vesical o base de la vejiga, que es una zona más lisa con forma de triángulo que esta delimitada por tres orificios, los dos meatos ureterales y el orificio para la uretra. El resto de la vejiga presenta una mucosa más plegada y se conoce como cúpula vesical.

 

LA URETRA

La uretra femenina es solo urinaria, mientras que la uretra masculina es genitourinaria, porque de ella sale semen y orina, es por ello que estudiaremos esta última con el aparato reproductor masculino.

La uretra femenina

Es un conducto de paredes musculares tapizado en su interior por mucosas que presenta una serie de pliegues transversales y longitudinales. Describe una ligera curva de concavidad anterior y mide unos 3 – 4 cm. Se dirige desde la vejiga hasta desembocar en el exterior por el meato uretral, situado en la vulva, unos 2 cm. por detrás del clítoris.

Para controlar la micción se dispone alrededor de la uretra un esfínter interno liso, involuntario, que viene a ser un engrosamiento de las paredes en la zona superior de la uretra y parte inferior de la vejiga, en la inserción de ambas. Alrededor del esfínter liso y del resto de la uretra (parte inferior de ésta) se dispone un esfínter estriado o voluntario formado por un anillo de fibras circulares.

El interior de la uretra tiene unas pequeñas depresiones para que desemboquen las glándulas de la pared uretral.

La uretra atraviesa la musculatura de la pelvis, que forma el periné.

 

Continencia urinaria: Anatomía funcional

 

El estudio de la anatomía funcional de las estructuras de la pelvis ósea, así como de los elementos musculoaponeuróticos del suelo de la pelvis o periné que contienen y sujetan la vejiga, la cual se continúa con la uretra, que atraviesa el periné, es importante para la comprensión de funciones como son, la continencia urinaria y la micción. Son funciones mejor desarrolladas en el hombre que en otros mamíferos debido a que el neocortex está más desarrollado y por lo tanto el control neural está mas asegurado. En consecuencia, es también importante el estudio de las vías neurales correspondientes. Por otra parte, hay que tener en cuenta que la anatomía de la zona es diferente en el hombre que en la mujer.

 

 

1.- La pelvis es la cavidad limitada por los huesos coxales y el sacro junto con los ligamentos y articulaciones correspondientes. Es una cavidad de paredes elásticas que permite el paso no sólo de la orina sino también de las heces y, en el caso de la mujer, también del feto a término; por lo cual, en la mujer la cavidad pelviana es más corta y ancha que en el hombre; otra característica es que el ángulo púbico es mayor en la mujer que en el hombre.

 

En la pelvis se distingue una zona superior o pelvis superior o mayor, situada por encima del estrecho superior, y una pelvis inferior o menor, que es la que contiene la vejiga y el recto y además, la próstata y vías seminales en el hombre, y el eje uterovaginal en la mujer.

 

La silueta ósea de la pelvis inferior, observada desde el exterior, es rómbica con un punto dorsal a nivel del cóccix y otro ventral en el arco del pubis y puntos laterales correspondientes a las tuberosidades isquiáticas.

 

Las estructuras ligamentosas más importantes, debido a su resistencia, son los ligamentos sacrociático y sacrotuberoso. Tanto los ligamentos como las articulaciones y sobre todo la sinfisis púbica se modifican en la mujer de acuerdo a las necesidades funcionales que tienen que ver con la gravidez y el parto.

 

 

2.- El recto es la continuación del colon sigmoideo. Tiene una forma cóncava que se adapta a sacro y cóccix, y una vez sobrepasado éste se angula para dirigirse caudodorsalmente y formar el canal anal o porción perineal del recto, denominada así porque es la zona que atraviesa el periné; se trata de los dos a tres centímetros finales.

 

La mucosa rectal presenta una serie de pliegues longitudinales motivados por el plexo venoso submucoso, así como unos pliegues transversales, llamados clásicamente válvulas de Houston, de las que la más constante es la derecha o válvula de Kohlraush, a seis u ocho centímetros de ano, válvula que se puede palpar en el tacto rectal. Caudalmente a la válvula de Kohlraush se sitúa la ampolla rectal, que cuando se distiende puede ocupar toda la excavación pélvica.

 

Las fibras musculares del recto, lisas, en continuidad con las del colon sigmoideo, se distribuyen en dos capas. La capa más interna o de fibras circulares se concentra en el esfínter interno, el cual rodea los dos tercios superiores del canal anal. Las fibras longitudinales lisas más externas constituyen una capa contínua y se insertan de forma fibrosa en la piel perianal e incluso presentan continuidades con las fibras circulares lisas del esfínter interno.

 

Existe un esfínter externo, de carácter estriado y por tanto de inervación somática, que es un constituyente más del periné.

 

La musculatura lisa del recto es de inervación autonómica, mientras que el esfínter externo es inervado por el nervio pudendo, de carácter somático. En las paredes del recto existen plexos autonómicos, de forma similar a los que existen en el colon.

 

El recto suele estar vacío y su llenado se viene a hacer cada 24 horas. La sensación de llenado se inicia a partir de los 50 cc y el máximo tolerado viene a ser de unos 200 cc. El esfínter interno contribuye a la correspondiente presión de la continencia en un 80%. En la defecación hay contracciones de la musculatura del periné, en continuidad con las fibras del esfínter estriado del ano, de modo que el bolo fecal se exterioriza sin apenas desplazamiento ya que la musculatura perineal (como es el músculo elevador del ano) eleva el recto; y al mismo tiempo se relajan los esfínteres liso y estriado. Todo ello acompañado por una contracción de la musculatura de la prensa abdominal, que obliga al aumento de la presión en la cavidad pelviana.

 

El control neural es el que establece el equilibrio entre las acciones autonómicas y somáticas.

 

 

3.- La vejiga es la otra víscera emuntoria que, junto con el recto, es común en ambos sexos. En el hombre se sitúa delante del recto, detrás de la sínfisis del pubis y sobre el suelo de la pelvis. En la mujer, entre la vejiga y el recto se sitúa el eje uterovaginal. La vejiga tiene una forma más o menos tetraédrica pero con un tamaño no constante, ya que varía de acuerdo a su estado de repleción. A medida que se va llenando de orina va adquiriendo una forma semejante a un huevo y van variando sus relaciones. El cuello vesical y uretra posterior son elementos importantes en las funciones que estamos analizando.

 

En su mucosa existen pliegues motivados por el plexo venoso submucoso, rugosidades que van desapareciendo con el llenado de la vejiga y que ayudan a la continencia. La zona del trígono vesical es más lisa que el resto de la mucosa. Se sitúa entre los orificios de desembocadura de los uréteres, que tienen un aspecto ovalado dirigidos de fuera adentro y hacia abajo, por donde surge continuamente y poco a poco la orina, y el orificio uretral interno, con forma de media luna en el viejo y circular en el joven. En la zona inferior del trígono se observa una eminencia o úvula vesical, típica en el hombre.

 

La siguiente capa histológica de la vejiga es la musculatura, el músculo detrusor, de fibras musculares lisas. Se considera en el músculo una capa de fibras longitudinales externas que se concentran sobre todo en un haz ventral y otro dorsal; una capa circular, continuidad de la anterior, cuyas fibras se concentra sobre todo en la zona del cuello, para formar el esfínter interno; y también se suele considerar una capa longitudinal interna, continuación de la circular, con pocas fibras, y que se sitúa sobre todo en la cara superior de la vejiga. El músculo detrusor tiene fibras muy dispersas, pero cuando se contraen al unísono son muy eficaces, contracción que provoca una continuidad entre vejiga, trígono y uretra, de modo que la estructura se transforma en un tubo por el que se vacía la orina, pudiendo aumentar la presión intravesical hasta 40 – 60 mm Hg. Las células de este músculo se fusionan entre sí, de modo que entre ellas existen vías de baja resistencia eléctrica. Normalmente, el tono del esfínter interno evita la evacuación de la vejiga, hasta que la presión en el interior del cuerpo de la vejiga sobrepasa el nivel crítico.

 

El peritoneo, que alcanza el suelo de la pelvis, se sitúa sobre la vejiga y se refleja entre ésta y el recto, interponiéndose el útero entre las dos vísceras, en la mujer.

 

Entre las fibras musculares hay un rico esqueleto conjuntivo de carácter elástico, lo que permite el llenado de la vejiga. Además, la máxima tensión de las fibras elásticas hace las veces de un músculo compresor de las paredes vesicales.

 

La uretra es más corta en la mujer que en el hombre. Mide en aquélla 3 a 4 cm. La musculatura lisa de la uretra es continuidad de la de la vejiga en ambos sexos. El esfínter interno de la uretra femenina está abierto posteriormente en su zona superior; es el esfínter de la uretra propiamente dicho. Su porción inferior es conocida como compresor de la uretra y esfínter uretrovaginal. En el hombre, la uretra prostática está rodeada completamente por fibras del esfínter interno, que se extienden incluso al interior de la próstata.

 

El esfínter estriado de la uretra o esfínter externo forma parte del suelo de la pelvis. En el hombre, se extienden sus fibras a la parte anterior de la próstata, e incluso se entremezclan fibras lisas con estriadas en la zona inferior de la uretra.

 

La  inervación del esfínter estriado es por parte del nervio pudendo. Es un músculo de respuesta rápida, por lo que se fatiga enseguida. Sin embargo, el músculo detrusor es inervado sobre todo de forma colinérgica. En el llenado de la vejiga interviene más la inervación simpática y en cambio, en el vaciado, la parasimpática, todo ello modulado por el sistema nervioso central.

 

Los deseos de orinar, por término medio se notan con 300 cc de llenado, aunque puede haber una continencia de hasta 3000 cc.

 

 

 

4.- El periné (Figs. 1, 2 y 3) sostiene las vísceras contenidas en la pelvis. Una línea que pasa por delante de las tuberosidades isquiáticas lo divide en una zona anterior o urogenital y otra posterior o anal.

 

En conjunto, se distinguen en el periné tres planos. El plano más profundo, que se sitúa más cranealmente, está constituido por el músculo elevador del ano, que da consistencia y forma a las vísceras más que las estructuras ligamentosas. Se distinguen en el músculo elevador del ano varias porciones: músculos pubococcígeo, ileococcígeo e isquiococígeo, aunque muchos no consideran el isquiococcígeo como parte del músculo elevador del ano. En conjunto, es elevador del recto y del ano, pero la porción puborrectal, que se sitúa inferiormente a la porción pubococcígea propiamente dicha, que entremezcla sus fibras con las del esfínter estriado del ano, produce realmente un efecto esfintéreo.

 

El rafe anococcígeo es la estructura ligamentosa que ata el esfínter estriado del ano al cóccix. No hay que olvidar que el músculo esfinter estriado del ano está en un plano más superficial que el elevador del ano; por eso, se explica la existencia del espacio isquiorrectal o isquioanal, por donde camina el paquete vasculonervioso pudendo, cuyo nervio inerva a todos los músculos del periné, excepto el músculo elevador del ano. El músculo elevador del ano es inervado por su cara superior por fibras somáticas que proceden de los niveles medulares S3 y S4 (nervio del músculo elevador del ano), y el músculo isquiococígeo, por los niveles S5 y Cx1, también por su cara superior.

 

Las caras superiores del músculo elevador del ano y del músculo isquiococígeo están tapizadas por la fascia endopélvica, en la que hay espesamientos que constituyen los ligamentos cardinales y ligamentos uterosacros en la mujer, que sujetan el cuello del útero y el tercio superior de la vagina. El tercio medio de la vagina se une a la pared pelviana por los elementos conjuntivos pubocervicales y rectovaginales. En el hombre se distingue un retináculo, o conjunto de fibras conjuntivas radiales dispersas que sujetan la vejiga a la pared pelviana. En el hombre, los ligamentos pubovesicales o puboprostáticos son elementos de sujeción importantes. La celda prostática, que encapsula a la próstata, es una estructura muy a tener en cuenta. Son conocidos los problemas miccionales en los enfermos prostáticos.

 

Sobre estos elementos conjuntivos se sitúa el peritoneo, que en las zonas laterales es techo o pared superior de los espacios pelviviscerales.

 

El siguiente plano del periné, o plano medio o intermedio, y por lo tanto más superficial, es el que corresponde a los músculos transversos profundos del periné y esfínter estriado de la uretra, envueltos en una fascia que obviamente presenta una cara superior y otra inferior. El paquete vasculonervioso pudendo camina en la prolongación de la fosa isquiorrectal, cranealmente a este plano intermedio del periné. La musculatura de este plano mantiene en la línea media las estructuras urogenitales, contribuye a la contención de las vísceras pelvianas y regula el drenaje venoso de la zona.

 

El plano más superficial del periné está constituido por los cuerpos eréctiles y los músculos que los envuelven (isquiocavernosos y bulbocavernosos), los cuales controlan el drenaje venoso de los cuerpos eréctiles.

 

Estos dos planos musculoaponeuróticos (el superficial y el medio), junto con la porción correspondiente del músculo elevador del ano (plano profundo) se sitúan en el periné anterior. En el periné posterior sólo vemos el esfínter estriado del ano y la zona correspondiente del músculo elevador del ano.

 

 

5.- Muchos de los elementos vistos de forma somera hasta aquí tienen que ver con el fenómeno del llenado de la vejiga y continencia y con la micción. No vamos a hablar de las funciones equivalentes del recto, aunque las disfunciones rectales se acompañan con frecuencia de disfunciones vesicouretrales. Frecuentemente, la defecación se acompaña de micción.

 

El llenado vesical se realiza por una inhibición del músculo detrusor, con distensión de la vejiga y reforzamiento del tono simpático del cuello vesical. Los tensorreceptores del periné colaboran en este sentido. En la continencia se produce una tensión del músculo detrusor y del tejido elástico vesical, que mantienen la luz uretral cerrada.

 

El vaciado puede ser involuntario, como ocurre en los niños y en los animales anestesiados, vaciado que depende de un determinado umbral. En este caso, las excitaciones de los receptores de tensión de la vejiga invierten la respuesta,  de modo que se produce una estimulación del parasimpático e inhibición del simpático; hay relajación del esfínter uretral, enseguida una contracción de la vejiga y el paso de la orina por la uretra facilita el vaciado vesical, ya que la uretra posterior es especialmente sensible al paso de la orina. Juntamente con los procesos autonómicos, involuntarios, hay que tener en cuenta los procesos motores voluntarios, pues la contracción voluntaria del periné puede acomodar al músculo detrusor por vía refleja y hacer desaparecer las ganas de orinar.

 

Así pues, en la continencia, el simpático relaja el músculo detrusor y contrae el cuello vesical. El aumento en la actividad del esfínter externo es producido por el nervio pudendo. La micción es una acción predominantemente parasimpática, que sucede con una relajación del músculo detrusor. En lo que respecta al factor voluntario, las características de la micción son propias de cada persona, por la integración que se realiza a nivel encefálico.

 

Por lo tanto, en estos procesos hay un balance autonómico-somático complejo que ha de estar en equilibrio para que la funcionalidad sea correcta.

 

Los centros motores simpáticos (medulares) correspondientes se sitúan a nivel del asta intermediolateral de los mielómeros T10 – L2. Las fibras preganglionares que surgen de estos niveles atraviesan el tronco simpático de cada lado y se dirigen hacia la cavidad pelviana, hacia el plexo hipogástrico inferior, donde se sitúan  las neuronas ganglionares simpáticas, de las cuales surgen las fibras postganglionares que acompañan a los vasos viscerales, y así formar los correspondientes plexos que inervan a las vísceras en cuestión, por ejemplo, a la vejiga.

 

En cambio, en cuanto a los centros motores parasimpáticos medulares, las fibras proceden de los niveles medulares de la columna intermediolateral de S2-S4, que dan origen a los nervios pélvicos o erectores, que son  fibras preganglionares que sinaptan con células ganglionares que se sitúan en la propia pared de la víscera pelviana correspondiente.

 

La inervación motora somática corresponde al plexo pudendo, cuyo origen está en el asta anterior de la médula espinal  en la columna que va desde los niveles metaméricos S2  a S4

 

Los neurotransmisores son múltiples; en el caso de la vejiga, la acetilcolina, noradrenalina, prostaglandinas, substancia P, encefalinas, etc. En concreto, la substancia P y el neuropéptido Y contraen la vejiga; en cambio, el polipéptido vasointestinal la relaja.

 

Para que se establezcan los reflejos oportunos tanto para la contención así como para la micción se necesitan no sólo las vías motoras mencionadas, sino también las vías sensitivas o aferentes, que proceden al fin y al cabo de receptores situados en la zona, tanto en las vísceras como en el propio periné, receptores de distinta categoría. En la vejiga existen incluso receptores para dolor y temperatura.

 

Los reflejos que subvienen a la contención urinaria son de origen espinal, en que interviene como vía aferente el simpático, en tanto en cuanto a lo que se refiere a la estimulación de los esfínteres y relajación del músculo detrusor

 

La modulación neural de la micción es más fina que la de la continencia, ya que aquélla alcanza niveles encefálicos. Para la iniciación de la micción, las fibras correspondientes van con los nervios pélvicos o parasimpáticos hacia la médula sacra, desde receptores de tensión en la vejiga, vía fibras finomielínicas y amielínicas; al mismo tiempo el sistema simpático, por medio de fibras mielínicas y amielínicas, informa a la médula espinal de sensaciones nociceptivas y mecánicas de vejiga. Parece ser que el sistema simpático lleva menos información aferente que las fibras del parasimpático. Las sensaciones de la uretra en cambio van con el nervio pudendo, es decir, por vía somática, también hacia la médula espinal.

 

En cuanto al parasimpático, las fibras llegan sobre todo a la lámina I de médula sacra; las fibras que acompañan al simpático llegan a la lámina X y a las porciones laterales de las láminas V y VII de médula lumbar. En cambio, la información somática, vía nervio pudendo, avanza por cordones posteriores de médula espinal. Una vez iniciado el reflejo de la micción, se activan cada vez más los receptores para producir un aumento mayor del tren de impulsos procedentes de vejiga y uretra posterior, lo que causa a su vez un aumento en la contracción del músculo detrusor, repitiéndose los ciclos hasta que la vejiga es vaciada.

 

El control neural es muy fino. Su desequilibrio puede originar incontinencia urinaria. Entre continencia y micción se da un simple mecanismo de “on-off switching” en circuitos neurales que mantienen en relación recíproca la vejiga y la uretra.

 

  1. 6.           Regulación encefálica de la micción. Los centros superiores inhiben la micción, excepto cuando se desea orinar. Una vez iniciada la micción, puede contraerse voluntariamente el esfínter externo de la uretra para interrumpir la micción.

 

En cuanto al bulbo raquídeo, el núcleo raphe magnus (de los núcleos del rafe, serotonérgicos) modula los mecanismos receptores en médula espinal procedentes de vejiga, mientras que el núcleo reticular magnocelular es inhibidor de la motilidad vesical. Ambas estructuras conectan con médula espinal por vías descendentes bien conocidas.

 

En cuanto a la protuberancia, se ha descrito un centro para la micción, situado en la formación reticular pontina rostral, que recibe impulsos de las láminas I,V y VII de la médula sacra; y este centro pontino actúa sobre la lámina I así como sobre el centro parasimpático correspondiente, con lo cual queda así regulada la micción tanto en cuanto a la vía aferente como a la eferente. La estimulación del centro pontino de la micción produce contracción de la vejiga y relajación del esfínter uretral. Existen también en el puente neuronas situadas más lateralmente cuya estimulación activa el esfínter estriado de la uretra, ya que envía proyecciones hacia el núcleo correspondiente de médula sacra responsable del esfínter, en el asta anterior (también llamado núcleo de Onuf).

 

En el mesencéfalo, la estimulación en el gato de la sustancia gris periacueductal en su zona dorsolateral, así como de la formación reticular mesencefálica produce contracciones vesicales. Es una zona que recibe proyecciones hipotalámicas y de asta intermediolateral de médula espinal.

 

El diencéfalo también está implicado en esta regulación, con estructuras tales como el área hipotalámica anterior, área hipotalámica lateral, septum y área preóptica. Son zonas por otra parte ricamente interconectadas y muy relacionadas con la esfera vegetativa y emocional. En los estados de miedo y ansiedad puede desencadenarse la micción.

 

La corteza cerebral también interviene en la modulación de la micción y de una forma muy importante. La corteza es inhibidora. En concreto, se trata de la zona medial de la corteza cerebral cercana a la rodilla del cuerpo calloso y la zona medial de la corteza somatosensorial y motora, en la que existe una representación del esfínter de la uretra del homúnculo.

 

En conjunto, pudiera decirse que el sistema límbico es crucial en el control de la micción, sistema que está bajo la dependencia de zonas neocorticales más evolucionadas, lo que explica el control voluntario de la micción. La afectación neurológica de las zonas límbicas, y tal es el caso del tálamo límbico y en concreto del núcleo dorsomedial y del complejo anterior talámico, provoca incontinencia urinaria, junto con otros síntomas en que están alterados otros ritmos vitales. Posiblemente, el núcleo supraquiasmático, entre otras estructuras que regulan los ritmos circadianos, tenga que ver en los fenómenos de la enuresis nocturna, así como en la incontinencia urinaria de enfermedades priónicas tales como el insomnio familiar grave. El óxido nítrico, mediador químico al que últimamente se la ha dado gran relieve, pudiera estar implicado en los mecanismos del control neural de la micción, ya que las zonas pontinas rostrales así como las del prosencéfalo basal que intervienen en dicha regulación, son zonas nitrérgicas.

 

Bibliografía recomendada.

Guyton, A. C. (1994). “Anatomía y fisiología del sistema nervioso. Neurociencia básica”. Ed. Panamericana. Madrid

Lucas, M., Emery, S. and Beynon, J. (1999). “Incontinence”, .Blackwell Science. Great Britain.

Moore, K. L. (1993) “Anatomía con orientación clínica”. Ed. Panamericana. Madrid.

Raz, S. (1996).” Female urology”. W. B. Saunders Company. Philadelphia.

Resel, L. y Moreno, J.(2000). “Atlas de incontinencia urinaria” Cátedra y servicio de Urología del Hospital Clínico de San Carlos. Madrid.

Scali, P. (1980) . “Les prolapsus vaginaux et l’incontinence urinaire chez la femme”. Masson. Paris.

Tang, P. C. (1955) Levels of the brain stem and diencephalon controlling the micturition reflex. J. Neurophysiol., 18: 583-597.

Velayos, J. L. and Alfageme, F. (1999). “Forebrain and brainstem perivascular neurons projecting to the thalamus (An anatomical explanation of the pathophysiology of fatal familial insomnia)” Eur. J. Anat., 3: 87-92.

Velayos, J. L., Oliva, M. and Alfageme, F. (1998). “Affeerent projections to the mediodorsal and anterior thalamic nuclei in the cat. Anatomical-clinical correalations”. Brain Path., 8: 549-552.

 

J. L. Velayos

 

 

La respiración es un proceso involuntario y automático, en que se extrae el oxigeno del aire inspirado y se expulsan los gases de desecho con el aire espirado.
El aire se inhala por la nariz, donde se calienta y humedece. Luego, pasa a la faringe, sigue por la laringe y penetra en la traquea.
A la mitad de la altura del pecho, la traquea se divide en dos bronquios que se dividen de nuevo, una y otra vez , en bronquios secundarios, terciarios y, finalmente, en unos 250.000 bronquiolos.
Al final de los bronquiolos se agrupan en racimos de alvéolos, pequeños sacos de aire, donde se realiza el intercambio de gases con la sangre.
Los pulmones contienen aproximadamente 300 millones de alvéolos, que desplegados ocuparían una superficie de 70 metros cuadrados, unas 40 veces la extensión de la piel.
La respiración cumple con dos fases sucesivas, efectuadas gracias a la acción muscular del diafragma y de los musculos intercostales, controlados todos por el centro respiratorio del bulbo raquídeo. En la inspiración, el diafragma se contrae y los musculos intercostales se elevan y ensanchan las costillas. La caja torácica gana volumen y penetra aire del exterior para llenar este espacio.
Durante la espiración, el diafragma se relaja y las costillas descienden y se desplazan hacia el interior. La caja torácica disminuye su capacidad y los pulmones dejan escapar el aire hacia el exterior.
Proporciona el oxigeno que el cuerpo necesita y elimina el Diòxido de Carbono o . gas carbònico que se produce en todas las células.
Consta de dos partes :
Vías respiratorias
Pulmones

Las Vías Respiratorias
Están formadas por la boca y las fosas nasales, la faringe, la laringe, la traquea, los bronquios y los bronquiolos.
La Laringe es el órgano donde se produce la voz, contiene las cuerdas vocales y una especie de tapón llamado epiglotis para que los alimentos no pasen por las vías respiratorias.
La traquea es un tubo formado por unos veinte anillos cartilaginosos que la mantienen siempre abierta, se divide en dos ramas: los Bronquios.
Los Bronquios y los Bronquiolos son las diversas ramificaciones del interior del pulmón, terminan en unos sacos llamadas alvéolos pulmonares que tienen a su vez unas bolsas más pequeñas o vesículas pulmonares, están rodeadas de una multitud de capilares por donde pasa la sangre y se purifica y se realiza el intercambio gaseoso.
Los pulmones son dos masas esponjosas de color rojizo, situadas en el tórax a ambos lados del corazón, el derecho tiene tres partes o lóbulos; el izquierdo tiene dos partes.
La Pleura Es una membrana de doble pared que rodea a los pulmones.

Respiración Consiste en tomar oxigeno del aire y desprender el diòxido de carbono que se produce en las células.
Tienen tres fases :
1. Intercambio en los Pulmones.
2. El transporte de gases.
3. La respiración en las células y tejidos.
El Intercambio En Los Pulmones
El aire entra en los pulmones y sale de ellos mediante los movimientos respiratorios que son dos:
En la Inspiración el aire penetra en los pulmones porque estos se hinchan al aumentar el volumen de la caja torácica. Lo cual es debido a que el diafragma desciende y las costillas se levantan.
En la espiración el aire es arrojado al exterior ya que los pulmones se comprimen al disminuir de tamaño la caja torácica, pues el diafragma y las costillas vuelven a su posición normal.

Respiramos unas 17 veces por minuto y cada vez introducimos en la respiración normal ½ litro de aire. El número de inspiraciones depende del ejercicio, de la edad etc. la capacidad pulmonar de una persona es de cinco litros. A la cantidad de aire que se pueda renovar en una inspiración forzada se llama capacidad vital; suele ser de 3,5 litros.
Cuando el aire llega a los alvéolos, parte del oxigeno que lleva atraviesa las finisimas paredes y pasa a los glóbulos rojos de la sangre. Y el diòxido de carbono que traía la sangre pasa al aire, así la sangre venenosa se convierte en sangre arterial esta operación se denomina hematosis.
Transporte De Los Gases969757_519828091387478_1136688797_n
El oxigeno tomado en los alvéolos pulmonares es llevado por los glóbulos rojos de la sangre hasta el corazón y después distribuido por las arterias a todas las células del cuerpo.
El diòxido de carbono es recogido en parte por los glóbulos rojos y parte por el plasma y transportado por las venas cavas hasta el corazón y de allí es llevado a los pulmones para ser arrojado al exterior.
La Respiración De Las Células

Toman el oxigeno que les lleva la sangre y/o utilizan para quemar los alimentos que han absorbido, allí producen la energía que el cuerpo necesita y en especial el calor que mantiene la temperatura del cuerpo humano a unos 37 grados.

Antisépticas y antibióticas: Ajo: ayudan a los pulmones a resistir infecciones
Expectorantes: Helenio: estimulan al expulsión de la mucosidad
Emolientes: Malvavisco: calman membranas irritadas
Espasmolíticas: Biznaga: relajan músculos bronquiales

 

 

 

 

 

 

 

EL APARATO REPRODUCTOR MASCULINO

 

URETRA

Es un conducto que va desde el cuello de la vejiga urinaria hasta el meato urinario, que desemboca en el glande del pene.

Tiene una porción fija que va desde el cuello de la vejiga urinaria hasta el borde de la sínfisis del pubis, describiendo una curvatura fija que es cóncava hacia delante, y una porción móvil que va desde la sínfisis del pubis hasta el meato urinario.

Cuando el pene está en reposo tiene una curvatura convexa, que desaparece al levantar el pene.

NOTA. Para meter la sonda, se debe levantar el pene.

La uretra atraviesa varias estructuras recibiendo diferentes nombres, uretra prostática al atravesar la próstata, uretra membranosa al atravesar el periné (músculo del suelo pelviano) y uretra esponjosa al atravesar el cuerpo esponjoso del pene.

La uretra presenta tres zonas más dilatadas. Hay una zona dilatada en el glande por detrás del meato urinario, fosa navicular. En la pared anterior de la uretra, en la fosa navicular, existe un repliegue de la mucosa, por eso es mejor apoyar la sonda en la pared posterior, para que no tropiece al entrar. La segunda zona dilatada se encuentra en la entrada al cuerpo esponjoso, fondo de saco bulbar. La tercera dilatación está en la uretra prostática, seno prostático.

 

 

 

 

 

 

TESTÍCULOS

Tienen forma ovalada y son las glándulas seminales del hombre, donde se producen los espermatozoides y se secretan las hormonas masculinas.

Están colocados en la parte anterior del periné, fuera de la cavidad pelviana, aunque su desarrollo en el feto se produce dentro del abdomen, descendiendo luego por el conducto inguinal.

Están recubiertos por varias capas de tejido muscular, tejido membranoso y una capa de piel llamada escroto.

En la parte posterior del testículo hay una estructura alargada denominada epidídimo. Testículos y epidídimo están recubiertos por una capa fibrosa llamada Albugínea testicular.

En la parte posterior del testículo la Albugínea se engrosa formando el cuerpo Higmore, del que parten tabiques fibrosos hacia el interior del testículo, dividiéndolo en muchos lóbulos espermáticos (200 o 300 lóbulos espermáticos por testículo).

Dentro de los lóbulos espermáticos del testículo se encuentran los conductos seminales, que son los que producen esperma. El resto de conductos sólo lo transportan.

Los conductos seminales se continúan con los conductos rectos que salen, uno de cada lóbulo, para llegar a la red de Haller, red de conductos que se encuentra en el cuerpo de Higmore.

La Red de Haller se continúa con los conductos o conos eferentes, que salen del testículo formando parte del epidídimo. Luego se continúa con el conducto epididimario que recorre toda la longitud del epidídimo, cuyo extremo inferior se continúa con el conducto deferente, localizado entre el epidídimo y la vesícula seminal. Mide más de 40 cm. y se dirige hacia la cara posterior de la vejiga.

Todos los vasos y el conducto deferente se agrupan dando lugar al cordón espermático, que entra en la pelvis a través del conducto inguinal, por encima del ligamento inguinal

 

 

 

LAS VESÍCULAS SEMINALES

Son dos estructuras alargadas que se encuentran en la parte posterior de la vejiga, por encima de la próstata y por delante del recto. Presentan una superficie rugosa e irregular por encontrarse plegados.

Las vesículas seminales son el reservorio del esperma hasta el momento de la eyaculación. Se unen a los conductos deferentes dando lugar a los conductos eyaculadores, que atraviesan la próstata y desembocan en la uretra prostática.

PRÓSTATA

Se halla por debajo de la vejiga y por delante del recto, rodeando a la uretra prostática. Se va desarrollando hasta los 20-25 años quedando estacionada hasta los 40-50, luego puede aumentar de tamaño originando una hipertrofia prostática, que conlleva problemas miccionales por la compresión de la vejiga. Se tiene que controlar el riego ya que puede derivarse un cáncer. La prueba exploratoria básica en un estudio de próstata es un tracto rectal.

La próstata está formada por un cúmulo de glándulas que producen un líquido de aspecto lechoso que se une al líquido espermático ayudando a su conservación.

Tiene forma de castaña o de pirámide invertida. La base está alrededor del esfínter liso de la uretra. El esfínter estriado se dispone por fuera de la próstata, por debajo del pico o vértice prostático, cubriendo también parte de la uretra membranosa.

PENE

Es el órgano del aparato reproductor masculino mediante el cual se lleva a cabo la copulación.

Está situado delante de la sínfisis del pubis, justo encima de las bolsas escrotales.

El pene tiene tres cuerpos eréctiles, dos cavernosos y uno esponjoso. Tiene una porción posterior denominada RAÍZ del pene, y una porción libre que está formada por el resto es el cuerpo y el glande, (lo más anterior).

Los cuerpos cavernosos están situados uno junto al otro en el plano dorsal del pene, mientras que el cuerpo esponjoso, que recubre totalmente la uretra esponjosa, está situado en parte ventral de los cuerpos cavernosos, en un surco que se forma entre ambos.

El glande se forma por una expansión del cuerpo esponjoso en su parte más anterior. La parte posterior del glande es la base o corona del glande y la parte anterior es donde desemboca el meato urinario.

Alrededor del glande  hay un repliegue de piel en forma de manguito que se llama prepucio. Este repliegue es elástico para retraerse dejando al descubierto el glande en el momento de la erección.

Cuando el prepucio es menor que el glande no le deja salir, lo que se conoce como fimosis, cuya operación es la circuncisión o extirpación del prepucio.

             


EL APARATO REPRODUCTOR FEMENINO

 

EL ÚTERO

Está situado en la pelvis,  entre la vejiga urinaria y el recto.  Suele estar recostada sobre la vejiga. Sus fibras musculares se disponen en varias direcciones para darle resistencia.

Está formado por tres capas, una externa fibrosa llamada perimetrio, la capa muscular llamada miometrio, cuyas contracciones permiten la perfecta expulsión del feto en el momento del parto, y una interior serosa que se llama endometrio.

Tiene forma cónica o de pera. El cuerpo del útero lo forman los 2/3 superiores y el cuello del útero el 1/3 inferior. Entre ambas partes hay un estrechamiento o istmo del útero.

La parte superior del cuerpo se conoce como fondo del útero, por encima de la línea media que une los orificios de salida de las trompas uterinas, que salen a cada lado del cuerpo uterino. El cuello del útero en su parte inferior se proyecta dentro de la vagina. Esta parte del cuello se conoce como hocico de TENCA, y presenta un orificio uterovaginal que comunica la cavidad uterina con la vagina.

Tiene varios ligamentos que lo unen a los órganos vecinos para mantener su posición. El útero es un órgano subperitoneal. El peritoneo forma un fondo de saco entre la vejiga y el útero llamado fondo de saco vesicouterino o uterovesical y otro saco de fondo en su cara posterior que es el fondo de saco rectouterino o fondo de Douglas, donde se acumulan los líquidos de una peritonitis.

El ligamento ancho es uno de los medios de sujeción del útero. Está formado por peritoneo que queda a los lados del útero, por debajo de las trompas después de cubrirlas y llega a la pared pelviana.

En el interior del útero se lleva a cabo la implantación o anidación del óvulo fecundado y su posterior desarrollo

 

 

 

 

 

 

 

 

LAS TROMPAS

Son dos conductos por los que se transportan los ovocitos que salen de los ovarios para ser dirigidos hacia el útero. Miden 10 cm. aproximadamente. De fuera hacia dentro encontramos la parte más amplia que se llama el infundíbulo o pabellón de la trompa, a través de la cual se capta el ovocito (es el orificio abdominal de la trompa). Tiene unos bordes irregulares con unas prolongaciones denominadas fimbrias que son succionadoras para transportar los ovocitos hacia la cavidad de la trompa. Se continúa con la ampolla uterina que es la porción más larga, donde se desarrolla la fecundación del óvulo. A continuación se estrecha con el istmo de la trompa y seguidamente se abre al útero a través del orificio uterino.

LOS OVARIOS

Son las gónadas femeninas donde se producen los ovocitos, que son las células sexuales, y se secretan las hormonas femeninas. Son estructuras pequeñas de 4 cm. de largo y pesan unos 6 – 8 gramos. Están situadas en la cavidad pélvica, por debajo de las trompas uterinas, y van cambiando de posición. Se relacionan con las trompas mediante una fimbria que es más larga que las demás y que llega hasta éstos. Los ovocitos salen del ovario y se sueltan a la cavidad abdominal siendo recogidos por las fimbrias del pabellón de la trompa. Los ovarios se unen al útero a través del ligamento uterovárico.

 

 

LA VAGINA

Es un conducto de paredes musculares tapizado por mucosas en su interior. Es elástico y contráctil. Va desde el útero hasta el orificio de la vagina que se encuentra en la vulva. Se sitúa entre el recto y la uretra. Es un cilindro aplanado en sentido antero posterior.

Alrededor del cuello uterino se forman unos fondos de sacos que son los fondos de sacos vaginales (ver dibujo útero)

Las mucosas internas presentan unos pliegues transversales y otros longitudinales en la pared anterior y posterior conocidos como las columnas de la vagina. La mucosa sufre transformaciones similares a las del endometrio durante el ciclo menstrual.

El orificio inferior de la vagina desemboca en la vulva y está tapizado por el himen (membrana incompleta) cuando no se han tenido relaciones sexuales.

LA VULVA

Es el conjunto de partes blandas que forman los genitales externos femeninos. En ella encontramos lo que se conoce como monte de venus, que es la prominencia que hay en la parte anterior del pubis y esta recubierta de vello.

Hay dos repliegues de piel que van en sentido antero posterior entre las caras internas de los músculos llamados labios mayores, que se reúnen en la parte anterior conformando la comisura labial anterior y en la parte posterior formando la comisura labial posterior u horquilla vulvar.

Por dentro de los labios mayores se encuentran los labios menores, dispuestos también de forma longitudinal antero posterior. El extremo posterior junto con la horquilla vulvar forma una zona lisa denominada fosa navicular. El extremo anterior se desdobla en dos repliegues, uno por delante del clítoris, el prepucio del clítoris y uno por detrás, el frenillo del clítoris.

Entre los labios encontramos el espacio interlabial, donde se encuentra el meato urinario, que está levantado por la papila uretral, pequeña elevación donde se encuentra el meato urinario, 2 cm. por detrás del clítoris. Hacia atrás encontramos el orificio inferior de la vagina que es una hendidura ovalada de 3-5 cm. de largo, que está parcialmente cubierto por el himen cuando no se han tenido relaciones sexuales. Al tener relaciones sexuales se rompe el himen y quedan unos restos llamados carúnculas himeneales.

 

LOS ÓRGANOS ERÉCTILES FEMENINOS

Los cuerpos cavernosos son dos estructuras alargadas que están muy vascularizadas, y durante la excitación sexual aumenta su tamaño. Son dos cilindros que están anclados en el isquion. Hay dos uno derecho y otro izquierdo, que se dirigen hacia delante y se unen en la línea media formando el clítoris.

El clítoris es un órgano eréctil resultante de  la unión de los dos cuerpos cavernosos. Se presenta como una pequeña eminencia que se sitúa en la línea media. Parte del clítoris se encuentra tapado por una especie de capuchón formado por los repliegues de los labios menores, que se conoce como prepucio del clítoris.

Los  bulbos vestibulares son dos estructuras alargadas y cilíndricas situadas a los lados del orificio inferior de la vagina.

Las glándulas de Bartolino están  situadas a ambos lados de la entrada de la vagina y secretan un líquido, principalmente durante el coito, para lubricar la parte inferior de la vagina.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Analgésicas: JAZMÍN AMARILLO: Alivian el dolor de las articulaciones ynervios
Antiinflamatorias: SAUCE BLANCO:  reducen los hinchazones y el dolor de las articulaciones
Antiespasmódicas: QUINA: relajan músculos tensos y agarrotados

Nervinas: ROMERO: apoyan y fortalecen el sistema nervioso

img084 img120img051

relajantes: MELISA: relaja el sisitema nervioso

Sedantes: MUÉRDAGO: Disminuyen la actividad nerviosa

Estimulantes: NUEZ DE COLA: INCREMENTA LA ACTIVIDAD NERVIOSA

TÓNICAS: AVENA: Mejoran la función y el tono de los nerviosimg167img165img168img169img164img157

img156

img155

img153

img159

img150

img144img143

Sistema muscular

 

 

 

 

 

 

 

  • Craneal o cefálica: Una estructura es craneal cuando está más cerca de la cabeza, es decir, lo que está más superior. (El tórax es más craneal que el abdomen).
  • Caudal: Una estructura es caudal cuando está más cerca de la cola. Lo que está más inferior. (El abdomen es más caudal que el tórax).
  • Proximal: Lo que está más cerca de la raíz del miembro. (El hombro es lo más proximal del brazo).
  • Distal: Lo que está más lejos de la raíz del miembro. (La muñeca  es más distal que el codo).
  • Ventral: Estructura que está en la parte anterior del cuerpo. (la nariz está en la superficie ventral del cuerpo)
  • Dorsal: Estructura que está en la parte posterior del cuerpo.( Las escápulas están en la superficie dorsal del cuerpo)
  • Interno o Medial: Todo lo que está más cerca de la línea media del cuerpo. Cuando se refiere a un órgano indica que se encuentra en el interior del mismo. (El ombligo es medial).
  • Externo o lateral: Todo lo que está más lejos de la línea media del cuerpo. Cuando se refiere a un órgano indica que se encuentra más cercano a la superficie del mismo. (las caderas son más laterales con respecto al ombligo)
  • Superficial: Es lo que está más cerca de la superficie del cuerpo. (Piel).
  • Profundo: Es lo que se aleja de la superficie del cuerpo. (Músculo).


GENERALIDADES SOBRE EL APARATO LOCOMOTOR

 

INTRODUCCIÓN

 

*** MOVIMIENTOS:

  • Flexión/extensión.
  • Abducción/aducción.
  • Rotación interna/externa.
  • Circunducción: movimiento con el que se describe un cono y que incluye todos los anteriores.

 

TIPOS DE MÚSCULOS.

Los músculos son órganos que van unidos a los huesos y cuya contracción permite el movimiento de las articulaciones.

Según las fibras que los compongan se clasifican en dos grupos:

  • Músculos lisos: son músculos involuntarios que forman las paredes de las vísceras.
  • Músculos estriados: son los músculos relacionados con el esqueleto  y el movimiento. Son músculos voluntarios, a excepción del corazón, que es un músculo estriado pero involuntario.

elementos del músculo estriado

  • Cuerpo o vientre: es la parte más voluminosa.
  • Tendones: son los extremos del músculo. A través de ellos se unen a los huesos.
  • aponeurosis o fascias: Fina capa membranosa que recubre los músculos.

Los músculos pueden ser simples, de un solo cuerpo, o compuestos, si tienen varios (digástrico con dos cuerpos, poligástrico con más de dos).

Las contracciones musculares se deben a estímulos que le llegan a través de los nervios raquídeos.

 

 

 

 

 

 

 
El bazo es un órgano de tipo parenquimatoso, aplanado y oblongo, situado en la zona superior izquierda de la cavidad abdominal, en contacto con el páncreas, el diafragma y el riñón izquierdo.
Aunque su tamaño varía de unas personas a otras suele tener una longitud de 14 cm, una anchura de 10 cm y un grosor de 3,8 cm así como un peso de 200 g aproximadamente.
Su función principal es la destrucción de células sanguíneas rojas viejas, producir algunas nuevas y mantener una reserva de sangre.
Forma parte del sistema linfático y es el centro de actividad del sistema inmune.

Localización en el cuerpo humano
En el humano el bazo es el mayor de los órganos linfáticos, es intraperitoneal, se sitúa habitualmente en el hipocondrio izquierdo de la cavidad abdominal, detrás del estómago y debajo del diafragma, unido a él por ligamento frenoesplénico. El bazo está sujeto por bandas fibrosas unidas al peritoneo (la membrana que reviste la cavidad abdominal). Se relaciona posteriormente con la 9°, 10° y la 11° costilla izquierda. Reposa sobre el ángulo izquierdo occipital o esplénico del colon unido a éste por el ligamento esplenomesocólico y hace contacto con el estómago por el epiplón gastroesplénico así como con el riñón izquierdo. Está irrigado

Función
El bazo desempeña diversas funciones:

Funciones inmunitarias
Inmunidad humoral y celular: hace setenta años se notificó una mayor predisposición a una infección de gravedad tras haberse realizado la extirpación del bazo, pero no sería hasta el año 1952 cuando se comenzaron a obtener pruebas concluyentes. En la actualidad, se conoce que el bazo es sumamente importante en la inmunidad tanto humoral como celular. Los antígenos son filtrados desde la sangre circulante y se transportan a los centros germinales del órgano, donde se sintetiza IgM. Además, el bazo es fundamental para la producción de opsoninas tuftina y propertina, que cobran importancia en la fagocitosis de las bacterias con cápsula.

Funciones hemáticas
Hematopoyesis: durante la gestación, el bazo se caracteriza por ser un importante productor de glóbulos rojos en el feto. Sin embargo, en los adultos esta función desaparece reactivándose únicamente en los trastornos mieloproliferativos que merman la capacidad de la médula ósea para producir una cantidad suficiente.

Maduración y destrucción de los glóbulos rojos (Hemocateresis esplénica): en el bazo se produce el moldeo de los reticulocitos hasta que se forman discos bicóncavos, así como se produce la eliminación de los glóbulos rojos viejos, anómalos o que se encuentran en mal estado. Cuando por diferentes motivos, el bazo tuvo que ser extirpado, los eritrocitos anormales que en presencia del órgano habrían sido destruidos aparecen presentes en la sangre periférica; encontrándose entre ellos, dianocitos y otros elementos con inclusiones intracelulares. A pesar de que la función del bazo en el ser humano no consiste en el almacenamiento de eritrocitos, es un lugar clave para el depósito de hierro y contiene en su interior una parte considerable de las plaquetas y macrófagos disponibles para pasar al torrente sanguíneo en el momento que sea necesario.
El bazo es parte del sistema inmunológico y del sistema circulatorio humano que acompaña a los capilares, vasos, venas y otros músculos que tiene este sistema.

Exploración del bazo
Solamente el polo inferior del bazo es palpable y solo en situaciones en que esté agrandado o empujado hacia abajo. En situaciones normales, por lo general, el bazo no es palpable en adultos. En la exploración del bazo, se busca identificar el tamaño y la consistencia del órgano.

Posición
En humanos, el bazo se explora con el paciente acostado boca-arriba, posición conocida como decúbito supino y el examinador a la derecha del individuo y se le pide que respire normalmente. Se obtienen mejores resultados durante la palpación si el paciente coloca su mano derecha debajo de su cabeza, en la región occipital. Una alternativa es la llamada posición de Schuster en la que el individuo se recuesta sobre su flanco derecho, con su pierna izquierda flexionada sobre su pierna derecha extendida y su mano izquierda abrazando la parte posterior de su cuello. El examinador se sitúa a la izquierda del examinado para más comodidad en la palpación del bazo. La desviación del hombro se puede evitar colocando el brazo del examinado sobre su abdomen en lo que se denomina posición de Naegeli, manteniendo todos los demás detalles de la posición de Shuster. El cambiar de una posición a otra puede no resultar ventajosa, si se tiene experiencia o éxito con una modalidad por sobre la otra.

Percusión
Comenzando desde el 4to espacio intercostal, se percute siguiendo la línea axilar media y luego la línea axilar anterior. Esa es un área con sonoridad pulmonar consciente. Al pasar por el 9o espacio intercostal, la sonoridad pulmonar comenzará a ser sustituida por un área de submatidez que se extiende hasta el espacio intercostal número 11. Esa zona de submatidez, donde se pierde la sonoridad pulmonar, corresponde con la localización del bazo y no debe por lo general extenderse más de 5 cm, ni debe sobrepasar a la línea axilar anterior.

Esplenectomía
La esplenectomía, que es el término médico usado para referise a la extirpación quirúrgica total o parcial del bazo cuando este se encuentra dañado por diversos motivos, puede realizarse por medio de dos técnicas quirúrgicas diferentes: por medio de la extirpación abierta o por medio de la extirpación laparoscópica.

En la primera de ellas, el cirujano procede a la realización de una incisión en el medio o en el lado izquierdo del abdomen, concretamente debajo de las costillas. Tras localizar el órgano, el cirujano lo extirpará (en el supuesto caso de que la persona intervenida se encuentre recibiendo tratamiento para el cáncer, cabe la posibilidad de que los ganglios linfáticos abdominales sean extipados también). Una vez que el equipo médico al cargo de la operación certifica que no existe ningún tipo de sangrado en el abdomen, se sutura la incisión.

Verá como la parte etérica del bazo, en el ejercicio de su admirable función, absorbe esa vida universal especializándola en prana, a fin de ser más prontamente asimilable para el cuerpo; como el prana recorre todo el cuerpo a lo largo de los hilos nerviosos, sobre la forma de minúsculos glóbulos de agradable color rosáceo, produciendo el calor de la vida, la salud y la actividad para penetrar los átomos del doble etérico; y como, cuando las partículas rosáceas son absorbidas, el éter vital superfluo, finalmente se irradia del cuerpo en todas las direcciones como una luz de color azul claro.

Si examináramos después la acción de este éter vital, tendríamos razón para creer que la transmisión de las impresiones al cerebro depende más de su flujo regular a lo largo de la parte etérica de los hilos nerviosos, que de la mera vibración de las partículas de su parte más densa y visible, como generalmente se supone. Ocuparía demasiado espacio describir todas las experiencias que demuestran esta teoría; bastará la indicación de una o dos más simples, para demostrarles las principales líneas de dirección. La absorción y la especialización, para el uso del cuerpo humano, de la fuerza vital que el sol vierte constantemente sobre la tierra, parece ser una de las funciones del órgano denominado el bazo, y sin duda a la acción de ese órgano se debe la hermosa coloración rosa

El sistema linfático es uno de los más importantes del cuerpo, por todas las funciones que realiza a favor de la limpieza y la defensa del cuerpo.

Está considerado como parte del sistema circulatorio porque está formado por conductos parecidos a los vasos capilares, que transportan un líquido llamado linfa, que proviene de la sangre y regresa a ella.

Este sistema constituye por tanto la segunda red de transporte de líquidos corporales.

El sistema linfático está constituido por los troncos y conductos linfáticos de los órganos linfoideos primarios y secundarios. Cumple cuatro funciones básicas:

El mantenimiento del equilibrio osmolar en el “tercer espacio”(Tercer espacio: Se llama tercer espacio al espacio intercelular, es decir, que se encuentra entre las células, para distinguirlo del intracelular, que está dentro de las células y del espacio intravascular que corresponde al interior de los vasos sanguíneos y linfáticos.)

.
Contribuye de manera principal a formar y activar el sistema inmunitario (las defensas del organismo).
Recolecta el quilo a partir del contenido intestinal, un producto que tiene un elevado contenido en grasas.
Controla la concentración de proteínas en el intersticio, el volumen del líquido intersticial y su presión.

1 Ganglios linfáticos
2 Tejidos y órganos linfáticos
3 Patologías del sistema linfático
4 Véase también
5 Enlaces externos

Ganglios linfáticos
Los ganglios linfáticos son más numerosos en las partes menos periféricas del organismo. Su presencia se pone de manifiesto fácilmente en partes accesibles al examen físico directo en zonas como axilas, ingle, cuello, cara, huecos supraclaviculares y huecos poplíteo. Los conductos linfáticos y los nódulos linfoideos se disponen muchas veces rodeando a los grandes troncos arteriales y venosos aorta, vena cava, vasos ilíacos, subclavios, axilares, etc. Son pequeñas bolsas que se encuentran entre los vasos linfáticos en estos se almacenan los glóbulos blancos. Más concretamente los linfocitos.

Tejidos y órganos linfáticos
Los tejidos linfáticos del sistema linfático son el bazo, las placas de peyer, los ganglios linfáticos y la médula ósea.

El bazo tiene la función de filtrar la sangre y limpiarla de formas celulares alteradas y, junto con el timo y la médula ósea, cumplen la función de madurar a los linfocitos, que son un tipo de leucocito.

Cuando la presión sanguínea aumenta dentro de los vasos capilares, el plasma sanguíneo tiende a difundirse a través de las paredes de los capilares, debido a la gran presión que se ejerce sobre estas paredes. Durante este proceso se pierde gran cantidad de nutrientes y biomoléculas que son transportados por medio de la sangre, creando con esto una descompensación en la homeostasis; es en este instante en donde toma una importancia radical el sistema linfático, ya que se encarga de recolectar todo el plasma perdido durante la presión sanguínea y hacer que retorne a los vasos sanguíneos manteniendo, de esta forma, la homeostasis corporal.

Patologías del sistema linfático
Las manifestaciones más comunes de enfermedad del sistema linfático son:

La presencia de adenopatías (hinchazón de los ganglios)
La aparición de una forma de edema conocido como linfedema
Edema linfodinámico Aumento de carga linfática por trastornos circulatorios (cardiacos, renal, pre menstrual, traumatismo, quemaduras.)
Edema linfostático o linfedema: Es el aumento de proteína y líquido intersticial; fallo linfático.
Lipidema: Síndrome de piernas grasosas (tobillo, piernas y cadera).
Mixedema: Acumulación de mucopolisacáridos y proteínas especio intersticial, alteraciones glandulares tiroides (cara, nuca, dorso de las manos y de los pies).
La linfangitis por una herida punzante en el sistema linfático.
Cáncer: El cáncer del sistema linfático se llama linfoma.

Los ganglios o nodos linfáticos son unas estructuras nodulares que forman parte del sistema linfático y forman agrupaciones en forma de racimos. Son una parte importante del sistema inmunitario, ayudando al cuerpo a reconocer y combatir gérmenes, infecciones y otras sustancias extrañas.

Estructura

 

 

Estructura de un ganglio linfático.

Tienen un tamaño menor a 1 cm de diámetro, de forma arriñonada y formado por una corteza externa con una cápsula de tejido conjuntivo que rodea al ganglio y una zona medular. De la cápsula emergen trabéculas medias, que dividen al ganglio internamente.

Corteza

El parénquima está formado por nódulos o folículos linfoides a nivel de la corteza con una zona clara redondeada llamada centro germinal[1] rica en linfocitos B. También se localizan las células dendríticas interdigitales. Estas células foliculares dendríticas, retienen muchos antígenos, al tener una gran área superficial por razón de sus muchas dendritas.

Mas internamente se encuentra la paracorteza rica en linfocitos T

Médula

La médula, está situada en la parte central del linfonodo, con senos medulares por donde discurre el liquido linfático, cordones medulares de tejido linfático difuso entre los anteriores. La médula es rica en células macrófagos, linfocitos B y T, y células plasmáticas.

En toda la superficie del linfonodo, llegan vasos linfáticos Aferentes, llevando la linfa, esta llega al seno subcapsular o seno marginal, ( entre la cápsula y el parénquima ), continúa por los senos corticales, atraviesan la corteza y va paralelo a las trabéculas, la linfa sigue a los senos medulares, muy tortuosos, llegan al hilio y salen por el vaso linfático eferente. Los vasos están soportados por células reticulares, hay macrófagos que hacen que la linfa se desplace lentamente y facilite su filtrado. Las células endoteliales del seno subcapsular son discontinuas, para facilitar el paso.

En los nódulos linfáticos puede haber folículos primarios carentes de centros germinales. Al entrar los antígenos estos desarrollan un centro germinal y se convierten en folículos secundarios, para preparar una respuesta inmunitaria.

Componentes vasculares

Las arterias entran por el hilio y salen las venas, continúan pareja hacia el tabique conjuntivo, se ramifican y corren por los cordones linfáticos, hasta llegar a la corteza interna, donde forman plexos capilares, que nutren a la corteza, salen por las vénulas capilares, cruzan la corteza (vénulas de endotelio alto), son células cúbicas que facilitan la entrada de linfocitos que circulan por la sangre y abandonan por ella los LT entran en la corteza de los ganglios linfáticos.

Cuando el cuerpo está luchando contra una infección, estos linfocitos se multiplican rápidamente y producen un hinchazón característico de los ganglios linfáticos.
Los nodos linfáticos también pueden aumentar de tamaño cuando contienen metástasis de células cancerosas, llamándose entonces adenopatías metastásicas.

En esta armonización de mente y cuerpo, la característica principal de las asanas consiste en su efecto sutil sobre el sistema glandular. Las glándulas del sistema endocrino son como sub-estaciones emocionales, y tienen efectos profundos y dramáticos sobre el estado emocional de una persona. Cada una de las glándulas principales, como son: tiroides, para tiroides, timo, pituitaria, pineal, suprarrenales y gónadas, segregan hormonas directamente en el flujo sanguíneo, que a su vez ocasiona cambios mentales y de comportamiento. Cuando las secreciones hormonales son demasiado altas o bajas, es muy probable que ocurran aberraciones físicas causadas por el mal funcionamiento de las glándulas endocrinas, que resultan bien conocidas para la medicina. No obstante, tan solo recientemente se están reconociendo y explorando los problemas psíquicos.

EL SISTEMA ENDOCRINO

Sabemos que Pitta regula en nuestro cuerpo el sistema enzimático y hormonal.

Las glándulas endocrinas son los órganos donde se producen y liberan a la sangre las hormonas, sustancias que, tras llegar a su órgano provocan una respuesta inhibitoria o estimulante en dicho órgano.

Junto con el sistema nervioso, el sistema hormonal es el encargado de la coordinación de todos los demás sistemas y aparatos del cuerpo humano.

Este control lo realiza a distancia por medio de la secreción de sustancias llamadas hormonas. Controlan procesos tan importantes como el crecimiento, la alimentación o la reproducción. También regulan procesos tan dispares como el control de la presión arterial o la respuesta del organismo ante una agresión. Así, el conjunto de glándulas endocrinas, hormonas y sus órganos diana integra un gran sistema de regulación y control de los principales sistemas del organismo humano.

El Sistema endocrino está formado por diferentes glándulas de secreción interna.

Está regulado principalmente por el eje hipotálamo-hipófisis. Las glándulas endocrinas que forman este sistema son:

Hipófisis

Tiroides

Paratiroides

Suprarrenales

Existen asimismo, órganos y tejidos que poseen componentes, células glandulares que segregan hormonas. Son:

Hipotálamo: factores de liberación y inhibición.

Páncreas: insulina, glucagon, digestivas.

Ovarios: estrógenos, progestagenos.

Testículos: tetosterona.

Riñones: eritripeytina

Hígado: somatostatina.

Placenta:

Tejido adiposo.

Piel

Intestino delgado

Corazón: atriopeptina (hipotensora-volumen sangre)

Las hormonas son sustancias químicas que producen un efecto, incluso en concentraciones muy bajas. En el cuerpo existen unas 50 hormonas. La regulación de la secreción hormonal se produce gracias a diferentes factores: Sistema nervioso, cambios químicos periféricos de la sangre o por la acción de la propia hormona u otras hormonas. Cuando ciertos patrones de comportamiento se acumulan a través de los años habituando secreciones desequilibradas en las glándulas, estas secreciones refuerzan y agravan la condición mental, resultando así en un círculo vicioso. Por ejemplo, las situaciones de estrés causan la liberación de adrenalina de las glándulas suprarrenales, la secreción excesiva de adrenalina estimula el sistema límbico, la sección del cerebro asociada con las funciones del comportamiento, que hace que se produzcan respuestas tales como la cólera o la rabia

Hígado:

El hígado es la mayor víscera del cuerpo pesa 1500 gramos. Consta de dos lóbulos. Las vías biliares son las vías excretoras del hígado, por ellas la bilis es conducida al duodeno. Normalmente salen dos conductos: derecho e izquierdo, que confluyen entre sí formando un conducto único: el conducto hepático, recibe un conducto más fino, el conducto cístico, que proviene de la vesícula biliar alojada en la cara visceral de hígado. De la reunión de los conductos císticos y el hepático se forma el colédoco, que desciende al duodeno, en la que desemboca junto con el conducto excretor del páncreas. La vesícula biliar es un reservorio musculomembranoso puesto en derivación sobre las vías biliares principales. Contiene unos 50-60 cm3 de bilis. Es de forma ovalada o ligeramente piriforme y su diámetro mayor es de unos 8 a 10 cm.

La vesícula biliar:

No es más que un depósito de bilis que cuando el quimo está en el duodeno se contrae y expulsa la bilis para metabolizar las grasas sobre todo. Cuantas más grasas ingerimos, más bilis necesitamos para digerirlas, por eso una persona con inflamación 6 piedras en la vesícula no debe comer grasas, ya que cada contracción que haga la vesícula para soltar la bilis resultara muy dolorosa.

La vesícula biliar no fabrica la bilis, es un almacén.

INTESTINO DELGADO

Está formado por el duodeno, el yeyuno y el íleon, en orden descendente. Al final hay un esfínter, el esfínter ileocecal.

Las funciones del intestino delgado son:

  • Mezcla del quimo con el jugo intestinal, bilis y jugo pancreático
  • Formación del quilo
  • Paso del quilo al intestino grueso
  • Absorción

El quilo ya está desprovisto prácticamente de nutrientes, pero todavía se puede absorber de él el agua.

FUNCIÓN MECÁNICA

Hay ondas mezcladoras y ondas peristálticas. La regulación de estos movimientos se produce mediante reflejos locales (distensión de paredes intestinales por el nervio vago) y mediante hormonas: La presencia de las distintas moléculas produce la secreción de colecistoquinina, gastrina y motilina, que activan las ondas, y enteroglucagón y secretina, que las inhiben.

FUNCIÓN DIGESTIVA

DIGESTIÓN DE CARBOHIDRATOS

El pH en el intestino delgado es oscila entre 7 y 8. La amilasa pancreática termina de hidrolizar el almidón, la dextrina y el glucógeno que quedaban.

Las disacaridasas atacan a los disacáridos (sacarosa y lactosa) quedando glucosa (80%) galactosa, fructosa, manosa, xilosa y arabinosa (10%).

La lactosa no puede ser digerida por deficiencia en la secreción de lactasa en algunos niños. Esto provoca diarreas y dolores intestinales.

DIGESTIÓN DE PROTEÍNAS

Endopeptidasas Los jugos poseen proteasas que activan las enzimas. Tripsina, elastasa y colagenasa se activan e hidrolizan las proteínas a péptidos más pequeños.

Tripsinógeno ! Tripsina

!

Quimotripsinógeno ! Quimotripsina Proelastasa ! Elastasa

Exopeptidasas Escinden los enlaces terminales carboxi y amino. Se segregan en forma de proenzimas:

  • Procarboxipeptidasa ! carboxipeptidasa
  • Proaminopeptidasa ! aminopeptidasa

DIGESTIÓN DE LÍPIDOS

A nivel del estómago hay una lipasa gástrica, aunque la digestión de los lípidos no comienza realmente hasta que no llegan al intestino delgado. Para que tenga lugar, es necesaria la emulsión de las grasas.

Tipos de lipasas:

  • Lipasa pancreática.
  • Lipasa entérica. Segregada por las células epiteliales intestinales. Actúa sobre los triglicéridos.
  • Fosfolipasas (
  • Diesterasas. Son de origen pancreático. Producen glicerol-fosforilcolina y glicerol-fosfatocolina.
  • Colesterol esterasa.

y


). Actúan sobre los fosfolípidos. Son de origen pancreático.

En el intestino se absorben los monoglicéridos, ácidos grasos, glicerina y colesterol.

DIGESTIÓN DE ÁCIDOS NUCLEICOS

En el intestino delgado actúan las nucleasas (1), nucleotidasas (2) y nucleosidasas (3) presentes en el jugo gástrico:

1 2 3

Ác. Nucleicos ! Nucleótidos ! Nucleósidos ! Bases púricas y pirimidínicas

El intestino grueso es la penúltima porción del tubo digestivo, formada por el ciego, el colon, el recto y el canal anal. El intestino delgado se une al intestino grueso en el abdomen inferior derecho a través de la válvula ileocecal. El intestino grueso es un tubo muscular de aproximadamente un metro y medio de largo. La primera parte del intestino grueso se llama ciego. El intestino grueso continúa absorbiendo agua y nutrientes minerales de los alimentos y sirve como área de almacenamiento de las heces.
El intestino craso procede embriológicamente de la parte del asa intestinal primitiva que sufre menor número de flexuras. Al completar el intestino un giro positivo de 270° (contrario a las agujas del reloj) en torno al eje de la arteria mesentérica superior, el comienzo del intestino craso se encuentra en la fosa ilíaca derecha. Teniendo en cuenta que existe un punto fijo (la cloaca primitiva que posteriormente originará el ano), el recorrido que hace el intestino primitivo dibuja perfectamente el futuro marco cólico del adulto. El marco cólico encuadra las asas yeyunales e ileales, que tienen situación inframesocólica.
Anatómicamente el intestino Grueso
Topográficamente comienza el intestino craso en la papila ileal, en el ciego, que es el apéndice primitivo. El ciego es intraperitoneal, así como el apéndice vermiforme. El colon ascendente se adosa a la pared posterior y se hace secundariamente retroperitoneal. En la base del hígado, el colon cambia de dirección en la flexura cólica derecha y se hace colon transverso, que pende con una longitud variable, unido a la pared abdominal posterior por el mesocolon transverso. Vuelve a cambiar de dirección en la flexura cólica izquierda, y pasa a colon descendente, que también está adherido a la pared abdominal posterior.
En el colon predominan las bacterias comensales que sintetizan vitamina K y ácido fólico como:
•    Escherichia coli.
•    Enterobacter aerogenes.
•    Streptococcus faecalis.
•    Clostridium perfringens.
La flora del intestino craso colabora en la conversión del almidón y sus derivados a d-glucosa para que ésta sea absorbida, en el proceso libera metano CH4 (en forma gaseosa), el cual se absorbe en función a las necesidades fisiológicas como cadenas de ácidos grasos.
Relaciones de las porciones del intestino grueso
•    Ciego y papila ileal: el ciego es la primera porción del intestino grueso. Es casi siempre intraperitoneal. En su continuación a colon ascendente pasa de intra a retroperitoneal. Por ello se forman unos recesos en el arranque del mesoapéndice y unión ileocecal. La papila ileal está en el sitio por el que el íleon terminal va a desembocar en el ciego. Esta desembocadura se realiza por medio de una abertura longitudinal rodeada de músculo circular (el longitudinal se continúa directamente con el colon ascendente y el ciego). Su función es posiblemente retrasar el progreso del contenido intestinal hacia el intestino craso.
•    Apéndice vermiforme: es un divertículo u órgano vestigial que aparece en el intestino craso (sector del ciego), sumamente infiltrado por células linfoides. Su longitud es variable (2-15 cm, como promedio 9 cm), así como su posición en el abdomen (ventromedial al ciego, retrocecal, subhepático, etc.), que depende en gran medida de la amplitud del mesoapéndice. Es de gran interés diagnóstico por la frecuencia con la que se inflama, dando lugar a la apendicitis aguda y si derrama su contenido a la cavidad abdominal, se vuelve peritonitis. Éste no tiene funciones digestivas conocidas, aunque es un sitio donde se cumplen respuestas inmunes.
•    Colon ascendente: se extiende desde el ciego hasta la flexura cólica derecha (impresión cólica en la cara inferior del hígado, formándose el ligamento hepatocólico). Se relaciona con las asas de intestino tenue, riñón derecho, y porción descendente del duodeno, además de las estructuras musculares de la pared posterior: psoas, cuadrado lumbar, transverso del abdomen, nervio femoral, cutáneo femoral lateral, ilio-hipogástrico, ilio-inguinal y génito femoral: vasos gonadales, arteria ilíaca interna y hueso ilíaco completan las relaciones.
•    Colon transverso: de la flexura cólica derecha a la flexura cólica izquierda. Retenido por el mesocolon transverso. Su borde de inserción pasa a lo largo de la cabeza y cuerpo del páncreas. Su fusión con el omento mayor determina sus relaciones anatómicas: hígado, estómago, porción descendente del duodeno, páncreas, bolsa omental, bazo. Un repliegue de peritoneo, el ligamento frenocólico une el diafragma con la flexura cólica izquierda.
•    Colon descendente y sigmoideo: posee unas relaciones muy parecidas a las del colon ascendente en cuanto a la pared abdominal. Progresivamente se inclina hacia la línea media para continuarse con el colon sigmoideo, especie de “S” que hace el colon antes de continuarse con el recto a nivel de S3. El colon sigmoideo tiene su mesocolon, con vértice hacia la bifurcación de la arteria ilíaca común izquierda. De ahí se bifurca en dos partes para cada una de las curvas del colon sigmoideo. El mesocolon sigmoideo se relaciona por detrás con órganos de la cavidad pélvica, el uréter, el músculo piriforme y la arteria ilíaca interna.
Irrigación del intestino grueso
La parte derecha del intestino grueso recibe ramas de la arteria mesentérica superior. A partir de la mitad del colon transverso, la parte izquierda recibe ramas de la arteria mesentérica inferior, 1) arteria cólica izquierda; 2) arterias sigmoideas; 3) la rama terminal es la arteria rectal superior. Las ramas de la mesentérica superior e inferior se anastomosan en el colon transverso. Las venas llevan un curso análogo al de las arterias y van a confluir en la vena mesentérica inferior, que se une a la esplénica y mesentérica superior para formar la vena porta hepática. todos desembocan en la vena porta
Histología del intestino grueso
No presenta glándulas, ni vellosidades ni pliegues circulares. Presenta, en la túnica serosa, evaginaciones. Una evaginación llena de tejido adiposo constituye un apéndice omental.
En el intestino grueso hay una gran cantidad de exocrinocitos caliciformes. Las poblaciones celulares epiteliales son las mismas del intestino tenue.
Neuronas estrelladas eferentes multipolares heterópodas forman parte de los ganglios intraparietales parasimpáticos.
Inervación del intestino Grueso
Es doble, con un sistema intrinseco y uno extrinseco El sistema nervioso intrinseco: contiene las porciones correspondientes del Plexo Enterico, que forman parte del sistema nervioso Enterico, el cual esta constiruido por: el Plexo submucoso (de Meissner) que esta ubicado en la capa submucosa (sensitivo) El plexo Mienterico (de Auerbach) dirige el peritaltismo intestinal, se encuentra entre la capa muscular longitudinal y la capa muscular circular(motor). El plexo Subseroso es el más superficial cubierto por el peritoneo. El sistema nervioso extrínseco contiene fibras parasimpaticas que vienen del plexo celiaco y activan el peritaltismo y fibras simpaticas que inhiben las contracciones intestinales.
Exploración del intestino grueso
El intestino grueso se puede explorar mediante:
•    Enema opaco.
•    Endoscopia: según la profundidad a la que se introduzca el endoscopio, se puede realizar una rectoscopia, rectosigmoidoscopia o sigmoidoscopia y colonoscopia, que puede ser parcial si no se llega a visualizar todo el intestino grueso y total si se alcanza hasta el ciego.
•    Tomografía axial computarizada:
Enfermedades del intestino grueso
•    Cáncer de colon.
•    Diverticulitis.
•    Colitis ulcerosa.
•    Enfermedad de Crohn
•    Estreñimiento.
•    Angiodisplasia.
•    Enfermedad de Hirschsprung.
•    Colitis isquémica.
•    Colitis infecciosa.
•    Gastritis.
•    Apendicitis
Detalle de algunas malformaciones del intestino grueso o medio
Las malformaciones de esta porción del intestino, pueden ser: Anomalías de los mesenterios, como la hernia retrocólica. Anomalías de la pared abdominal, donde la más común es el onfalocele. Anomalías del conducto onfalomesénterico, como el divertículo ileall. Defectos en la rotación, como el colon izquierdo (diferente posición a la común). Atresias, estenosis y duplicaciones que pueden ocurrir en cualquiera de los segmentos del intestino y que mantienen los patrones ya estudiados. Se detallan a continuación algunos ejemplos las citadas malformaciones: La luz del duodeno se oblitera durante el segundo mes del desarrollo para recanalizarse después, si este fenómeno no se produce de manera correcta pueden aparecer malformaciones. En una estenosis del intestino, la luz de la porción caudal es más estrecha que la de la cefálica. Si la luz no se recanaliza, persiste una obstrucción total, entonces se presenta una atresia. De las malformaciones intestinales una de las más frecuentes es el onfalocele, producido cuando no regresan las asas a la cavidad abdominal. En la hernia pueden encontrarse además del intestino, el hígado y el bazo, cubiertos por el amnios a esto se le denomina gastrosquisis. Esta malformación se acompaña frecuentemente de defectos cardiacos y alteraciones cromosómicas; en estos casos, generalmente es incompatible con la vida.
Otro defecto de la pared abdominal es la gastrosquisis; la misma es una hernia directa de las asas intestinales en la cavidad amniótica; en la cual las vísceras no están cubiertas por peritoneo ni por amnios, lo que puede causarles daño al estar en contacto directo con el líquido amniótico.

El páncreas es un órgano que segrega enzimas digestivas que pasan al intestino delgado y produce hormonas, como la insulina y el glucagón, que pasan a la sangre. Las enzimas pancreáticas ayudan en la ruptura de carbohidratos, lípidos, proteínas y ácidos nucléicos en el quimo. Tiene forma cónica con un proceso unciforme medial e inferior. En la especie humana, su longitud oscila entre 13 y 18 cm, tiene un ancho de unos 4 cm y un grosor de 5 centímetros; con un peso de 30 g. La cabeza se localiza en la concavidad del duodeno o asa duodenal formada por la primera, segunda y tercera porciones del duodeno.

Función

El páncreas es una glándula mixta y como tal tiene dos funciones, una función endocrina y otra exocrina.

La función endocrina es la encargada de producir y segregar dos hormonas importantes, entre otras, la insulina y el glucagón, a partir de unas estructuras llamadas islotes de Langerhans. En ellas, las células alfa producen glucagón, que eleva el nivel de glucosa en la sangre; las células beta producen insulina, que disminuye los niveles de glucosa sanguínea; y las células delta producen somatostatina.

La función exocrina consiste en la producción del Jugo pancreático que se vuelca a la segunda porción del duodeno a través de dos conductos excretores: uno principal llamado conducto de Wirsung y otro accesorio llamado conducto de Santorini (se desprende del principal). El jugo pancreático está formado por agua, bicarbonato, y numerosas enzimas digestivas, como la tripsina y quimotripsina (digieren proteínas), amilasa (digiere polisacáridos), lipasa (digiere triglicéridos o lípidos), ribonucleasa (digiere ARN) y desoxirribonucleasa (digiere ADN).

Partes del páncreas

El páncreas se divide en varias partes:

  • Cabeza: Dentro de la curvatura duodenal, media y superior.
  • Proceso unciforme: Posterior a los vasos mesentéricos superiores, mediales e inferior.
  • Cuello: Anterior a los vasos mesentéricos superiores. Posterior a él se crea la vena porta. A la derecha de la cabeza.
  • Cuerpo: Continúa posterior al estómago hacia la derecha y ascendiendo ligeramente.
  • Cola: Termina tras pasar entre las capas del ligamento esplenorenal. La única parte del páncreas intraperitoneal.
  • Conducto pancreático: Llamado también Conducto de Wirsung. Empieza en la cola dirigiéndose a la derecha por el cuerpo. En la cabeza cambia de dirección a inferior. En la porción inferior de la cabeza se une al conducto colédoco acabando en la ampolla hepatopancreática o de Vater que se introduce en el duodeno descendente (segunda parte del Duodeno).
  • El conducto pancreático accesorio(llamado también Conducto de Santorini), se forma de dos ramas, la 1ª proveniente de la porción descendente del conducto principal y la 2ª del proceso unciforme.

El canal común que lleva la bilis y las secreciones pancreáticas al duodeno está revestido por un complejo circular de fibras de músculo liso que se condensan en el esfíter de Oddi a medida que atraviesan la pared del duodeno.

Embriología

El páncreas se desarrolla a partir de un proceso inductivo entre el revestimiento endodérmico del duodeno y el mesodermo esplácnico con la consecuente diferenciación de dos esbozos. El esbozo pancreático ventral que guarda íntima relación con el colédoco, y el esbozo pancreático dorsal que está situado en el mesenterio dorsal.

A consecuencias del crecimiento diferencial el duodeno rota hacia la derecha, y con él, el brote pancreático ventral se desplaza dorsalmente, para situarse inmediatamente por debajo y detrás del esbozo dorsal; posteriormente, se fusionan el parénquima y el sistema de conductos de ambos esbozos para conformar el órgano. El esbozo ventral forma una parte de la cabeza del páncreas y el resto de la glándula deriva del esbozo dorsal. El parénquima pancreático deriva del endodermo de los esbozos que forman una red de túbulos, a comienzos del período fetal, se desarrollan los acinos a partir de agrupaciones celulares que rodean los extremos de dichos túbulos. Los islotes pancreáticos se desarrollan a partir de grupos de células que se separan de los túbulos y se sitúan entre los acinos. La secreción de insulina, glucagón y somatostatina se inician durante el período fetal temprano.

Se desarrolla a partir de la 5° semana, en la parte caudal del intestino anterior, a partir de brotes endodérmicos dorsal y ventral. El borde ventral forma el proceso unciforme y la cabeza pancreática. Gira hacia atrás y se fusiona con el brote dorsal que formará la parte restante de la glándula. Cuando esta fusión no ocurre dará origen a una enfermedad que se llama Pancreas divisum[1] Los cordones se diferencian en acinos los cuales a futuro producirán enzimas digestivas como la amilasa y la lipasa entre otras.

Localización

El páncreas es un órgano impar que ocupa una posición profunda en el abdomen, adosado a su pared posterior a nivel de las primera y segunda vértebras lumbares junto a las suprarrenales, por detrás del estómago, formando parte del contenido del espacio retroperitoneal. Por estas razones es un órgano muy difícil de palpar y en consecuencia sus procesos tumorales tardan en ser diagnosticados a través del examen físico

 

 

 

 

Cardiotónicas: Dan Shen: unas disminuyen la spulsaciones y otras las incrementan

Estimulantes de la circulación: PIMIENTA DE CAYENA: facilitan la ciculación sanguínea hacia las extremidades

Diaforéticas: JU HUA: hacen que el fujo de la sangre vaya a la superficie de un cuerpo, provocan el sudor y bajan la presión sanguínea

Espasmolíticas: MUNDILLO: relajan los musculos y ayudan a bajar la tensión sanguínea

ANATOMÍA DEL SISTEMA CARDIOVASCULAR

 EL CORAZÓN

Es un órgano que posee unas paredes musculares. Su función es la de bombear la sangre de todo el cuerpo. Está situado en el mediastino, espacio que queda entre los pulmones, el esternón, la columna vertebral y el diafragma, donde se apoya.

El corazón posee cuatro cavidades, dos aurículas (derecha e izquierda) y dos ventrículos (derecho e izquierdo).

Los ventrículos están separados por un tabique llamado septum o tabique interventricular y las aurículas están separadas por otro tabique más delgado que se llama septum interauricular o tabique interauricular.

Las aurículas están separadas de los ventrículos por unas válvulas. Entre la AD y el VD está la válvula tricúspide y entre la AI y el VI está la válvula mitral.

Tanto los tabiques como las válvulas forman unos surcos por la parte externa del corazón. El tabique interventricular forma el surco interventricular anterior y el surco interventricular posterior. El tabique interauricular forma el surco interauricular. Y las válvulas forman el surco auriculoventricular o surco coronario ya que rodea al corazón.

El corazón está orientado de forma que las aurículas quedan situadas en la parte posterior. La punta del ventrículo es el ápex, vértice o punta cardíaca, que está situado en la parte anterior dirigiéndose un poco hacia la izquierda y hacia abajo, aproximadamente en el 5º espacio intercostal. (El corazón representa una forma acostada).

La cara anterior del corazón está ocupada mayormente por el VD. La cara posterior o base del corazón está ocupada por las aurículas. La parte inferior o diafragmática se llama así porque los ventrículos reposan sobre el diafragma, sobre todo el VD.

La sangre venosa (CO2) es recogida de todo el organismo por la vena cava inferior y la vena cava superior, que desembocan en la AD.

De la AD pasa al VD por la válvula tricúspide y luego se dirige a la arteria pulmonar, que se divide en dos ramas para llevar la sangre desoxigenada a los pulmones, donde se oxigenará y saldrá por las venas pulmonares (dos en cada pulmón) hacia la AI. La sangre rica en O2 pasa de la AI al VI por la válvula mitral, y saldrá del corazón por la arteria aorta para irrigar y oxigenar todo el cuerpo, comenzando un nuevo ciclo.

Existen dos tipos de circulación sanguínea: la circulación menor que basa su recorrido entre el corazón y los pulmones y la circulación mayor que consiste en el recorrido que la sangre hace por todo el organismo.

Todos los vasos que salen del corazón son arterias y todos los que entran son venas. Todas las venas llevan sangre desoxigenada y todas las arterias llevan sangre oxigenada, excepto en el caso de las venas y arterias pulmonares que invierten su cometido.

EL MÚSCULO CARDIACO

La pared del corazón está formada por tres capas:

  1. Endocardio o capa interna: Es una fina membrana que tapiza interiormente las cavidades cardíacas.
  1. Miocardio o capa media: Es el músculo cardíaco. Está formado por fibras de músculo estriado con la particularidad de ser involuntario.
  1. Pericardio o capa externa: Es una membrana que recubre todo el corazón y que se divide en:

3.1.          Pericardio fibroso: Es la capa más externa y más dura. Se fija al diafragma y al esternón.

3.2.          Pericardio seroso: Es la siguiente capa hacia el interior. Está formado por el pericardio parietal  (lámina externa que da a la cavidad pericárdica) y el pericardio visceral (lámina interna que está en contacto directo con el músculo cardíaco). Entre ambas capas queda la cavidad pericárdica, en cuyo interior se aloja el líquido pericárdico cuya función es facilitar el movimiento del corazón, actuando como lubricante, disminuyendo así el rozamiento entre ambas capas.

CAVIDADES CARDIACAS

Cada aurícula tiene una especie de prolongación dirigida hacia delante que se conoce como orejuela de la aurícula.

Las paredes de las aurículas son más finas que las de los ventrículos. En el interior se forman unos relieves que son músculos pectíneos. Se encuentran sobre todo en las orejuelas.

A la aurícula derecha (AD) desembocan la vena cava inferior y la vena cava superior.

La AD y el ventrículo derecho (VD) se comunican a través de la válvula tricúspide, que está formada por una especie de anillo fibroso dispuesto alrededor del orificio auriculoventricular (AV), al que se fijan una especie de lengüetas o pliegues del endocardio que se llaman valvas  auriculoventriculares (AV). Son 3 valvas que se abren o se cierran dejando pasar o no la sangre.

Las valvas están unidas a unas cuerdas tendinosas que por el otro lado se fijan a una columna muscular de la pared ventricular. Estos músculos se llaman músculos papilares y cuando se contraen provocan el cierre de la válvula tricúspide.

A la salida del ventrículo derecho (VD) tenemos la válvula pulmonar, que es el inicio de la arteria pulmonar. Se conoce como válvula semilunar o de nido de golondrina (= que la válvula aórtica), por la forma de sus valvas, las cuales se abren por la presión de salida de la sangre, sin ayuda de músculos papilares ni estructuras tendinosas.

A la aurícula izquierda (AI) desembocan las venas pulmonares, que llevan sangre oxigenada.

La AI y el ventrículo izquierdo (VI) se comunican a través de la válvula mitral. Tiene el mismo funcionamiento que la válvula tricúspide, aunque la mitral solo tiene dos valvas (las demás tienen tres).

El ventrículo izquierdo (VI) también dispone de músculos papilares y cuerdas tendinosas que provocan la apertura o cierre de la válvula mitral. Estas paredes son mucho más gruesas ya que deben realizar una mayor fuerza de contracción para enviar la sangre a través de la válvula aórtica, de igual funcionamiento que la válvula semilunar. La sangre se dirige a la aorta que sale del corazón por la A. Ascendente, llega al cayado aórtico donde cambia de dirección para bajar la A. Descendente.

Todos los vasos salen por la parte superior del corazón. Los ventrículos tienen forma de triángulo invertido, de manera que la sangre entra por los extremos laterales de la base, chocan con el vértice y se impulsa hacia los extremos mediales.

SISTEMA DE CONDUCCIÓN DEL CORAZÓN

En el corazón hay unas fibras musculares especializadas para originar y transmitir el latido cardíaco, éste sistema se conoce como sistema cardionector o sistema de conducción.

Estas fibras se encuentran en medio de las fibras musculares del miocardio. Unas se agrupan en unas formaciones redondas denominados nódulos o nodos y otras se agrupan de manera alargada.

Los nódulos son:

El nódulo sinusal: se encuentra situado en la AD. Se dice que es el marcapasos del corazón porque es donde se origina el latido cardiaco, es el que imprime al corazón el latido (unos 80 por minuto), y gracias a la existencia de unas fibras que van por la aurícula se transmite el latido a la AI y al nódulo auriculoventricular.

El nódulo auriculoventricular (AV): esta situado también en la AD, cerca de la válvula tricúspide (entre aurícula y ventrículo). Recibe el impulso del nódulo sinusal quedando sometido al ritmo impuesto por éste. Desde el  nódulo AV se transmite el latido a través de unas fibras que están a lo largo del tabique interventricular que se llaman Haz de Hiss o fascículo AV, que se ramifican por todo el espesor de los ventrículos formando lo que se llama la red de Purkinje.

Por lo general el nódulo sinusal es el que lleva el mando, es decir, no deja que los demás actúen, sin embargo cuando éste falla el mando pasa al nódulo auricular, pero éste tiene otro tipo de latido o ritmo más lento.

VASCULARIZACIÓN DEL CORAZÓN

ARTERIAS

De la aorta ascendente salen unas ramas que son las arterias coronarias, una derecha y otra izquierda.

La arteria coronaria derecha va por el surco av derecho rodeando al corazón hacia la cara posterior.

La arteria coronaria izquierda  es más pequeña porque nada más salir de la aorta se divide en dos ramas:

  • La arteria interventricular anterior o descendente anterior, que baja por el surco interventricular anterior.
  • La arteria circunfleja izquierda que va por el surco av izquierdo. Es como una corona que da la vuelta alrededor del corazón hacia su cara posterior para unirse con la arteria coronaria derecha y luego ramificarse  e irrigar todo el corazón.

Cuando se obstruyen puede tener lugar un infarto de miocardio, ya que el corazón no recibe sangre oxigenada y esa carencia facilita que se necrose o muera esa parte del músculo y deje de funcionar. La gravedad dependerá de la parte que se obstruya. Otra patología menos grave es la angina de pecho, ocasionada por una obstrucción momentánea, no permanente.

VENAS

La sangre venosa se recoge por las venas que van junto con las arterias. Casi todas las venas del corazón desembocan en el seno coronario, que es una vena de unos 2-2.5 cm. situada en el surco AV en su cara posterior. Se localiza dentro de una zona denominada surco cruciforme.

El seno coronario desemboca en la AD, que es la que recoge toda la sangre desoxigenada.

PROYECCIÓN DEL CORAZÓN EN LA PARED ANTERIOR DEL TÓRAX

Se localizan cuatro puntos que, unidos, nos dan la referencia sobre su situación.

1. 2º espacio intercostal derecho, cerca del esternón.

2. 5º cartílago costal derecho.

3. 2º espacio intercostal izquierdo, también cerca del esternón.

4. 5º espacio intercostal izquierdo a nivel de la línea media clavicular. Punto que corresponde a la situación del ápex cardíaco.

Tai Chi and Qi Gong For Energy

Stillness is to death as movement is to life

anarkiaespiritual

Just another WordPress.com site

Intérprete Energético

Materia sólida, líquida, energía radiante, gas, éter, mente, inteligencia y ego

SUKHA

SUKHA centro AYURVEDA

Materia sólida, líquida, energía radiante, gas, éter, mente, inteligencia y ego

Just another WordPress.com site

Kukhahnyoga's Blog

A Journey Into Yoga, Breathing, Wellness, and Health

SAIKU-otra vida es posible-

Materia sólida, líquida, energía radiante, gas, éter, mente, inteligencia y ego

Materia sólida, líquida, energía radiante, gas, éter, mente, inteligencia y ego

Yoga XTC Blog

everything in the light of yoga

YOGA SU PRÁCTICA Y FILOSOFÍA

Materia sólida, líquida, energía radiante, gas, éter, mente, inteligencia y ego

Sociedad Valenciana de Acupuntura

Materia sólida, líquida, energía radiante, gas, éter, mente, inteligencia y ego

A+D Serveis Mèdics

Materia sólida, líquida, energía radiante, gas, éter, mente, inteligencia y ego

Aromatherapy, Therapeutic Massages, Holistic Therapies and Wellness Coaching in Barcelona

Natural Therapies and Holistic Massage Treatments for your Body&Mind Wellness! Check out the Wellness menu below:

Alternativo21

Vidas en equilibrio con la Tierra

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 49 seguidores