BAÑOS VIBRACIONALESLa terapia de sonido aplicada con cuencos tibetanos y crótalos tiene un efecto curativo y relajante que, según la musicoterapia, aporta una sensación de unidad cuerpo, mente y espíritu, proporcionando bienestar, equilibrio energético y una gran paz interior.

Un masaje sonoro consiste en disfrutar de la concentración del sonido que produce el terapeuta al tocar cuencos tibetanos, golpeándolos o frotándolos con una baqueta, sobre el cuerpo del paciente. Trasladándole a un mundo de sensaciones a través de un viaje sonoro muy relajante.
Toda terapia de sonido se basa en el principio de resonancia, por el cual una vibración más intensa y armónica contagia a otra más débil, disonante o no saludable.
• Está científicamente demostrado que mediante el sonido se puede conseguir la auto-destrucción de las células cancerosas y la curación de infinidad de enfermedades.

• A nivel físico se utilizan en la curación de cualquier enfermedad; para recargar nuestro sistema energético, para aliviar el sufrimiento y el dolor (incluye el dolor emocional), para eliminar inflamaciones, para estados de ansiedad, angustia, estrés, depresión, tristeza, insomnio, hiperactividad.

• Hace que los sistemas biológicos funcionen con más homeostasis; calma la mente y con ello el cuerpo y tiene efectos emocionales que influyen en los neuro-transmisores y los neuro-péptidos, que a su vez ayudarán a regular el sistema inmunitario, el sanador que llevamos dentro.

• Ayuda a mantener el buen humor y el optimismo ante las infinitas posibilidades de la Vida con una actitud positiva potenciada con la belleza del sonido.

Armonización energética y masaje sonoro con cuencos tibetanos

El sonido de los cuencos tibetanos y sus armónicos sirven para equilibrar los planos físico, mental y emocional. Son puros, intensos y guardan un misterio particular capaz de transportar, a quien los escucha, a una experiencia difícil de explicar con palabras. Una experiencia para transitar y disfrutar con todo el cuerpo. Actúan despejando la mente, destrabando bloqueos emocionales.
1º- Cogemos la baqueta y la dejamos caer sobre el cuenco. Se puede hacer tanto por la parte del fieltro como la de la madera, la diferencia sobre todo está en el sonido y la profundidad de la vibración, también depende de la intensidad con la que se dé.

2º- Con la baqueta bordeamos el cuenco frotándolo, se coge con fuerza la baqueta en perpendicular al cuenco, parecido como si se cogiese un bolígrafo y se va dando vueltas, se retira cuando se ve que la vibración tiene tal fuerza que la baqueta golpea reiteradamente al cuenco.

Cuando se hace con la parte del fieltro, el sonido tarda más en salir, pero a medida que frotamos ya empezamos a sentir su vibración, con la parte de la madera el sonido es más agudo, se oye más y antes que con la otra parte.

Aquí uno elige la forma que más le gusta, para los masaje sirve las dos partes pero utilizamos más la parte del fieltro por su vibración y sonido.

3º- Con la maza golpeamos el cuenco, con determinación pero a la vez con cierta delicadeza, con esto quiero decir que no se debe golpear indiscriminadamente.

Hay otra forma de golpear el cuenco que no mostramos en el video que es cerrando el puño y con la parte de abajo se le da un golpe fime.

A medida que uno los va tocando va encontrado su forma personal de tocarlos. Para meditación se puede coger el cuenco con la mano izquierda y con la derecha se toca o apoyado en un lugar. Para masajes se ponen alrededor del cuerpo o encima y se van tocando.

Esta lección es básica intentando os ayude, en este video no nos centramos en el sonido sino en la forma de tocarlo, más adelante os mostraremos los sonidos de los cuencos.La práctica y el amor con que se tocan son esenciales para un buen resultado.

El masaje vibracional o de sonido es una técnica de armonización natural que actúa tanto sobre el plano físico como el emocional, el mental y el espiritual. Los instrumentos tibetanos tradicionales que se utilizan están hechos artesanalmente con una aleación de siete metales oro , plata, mercurio, cobre, hierro, estaño y plomo.

Permite obtener relajación y el reencuentro con el placer que proporcionan las cosas simples.

Actúa como fuente de energía para todo el cuerpo. Afloja y libera tensiones musculares. Expande e intensifica el cuerpo aurico, que actúa como defensa energética. Aumenta en general las defensas del organismo y brinda paz interior. Trabaja sobre el equilibrio entre ambos hemisferios cerebrales, resultando ideal para personas muy racionales o con estrés mental.

Su práctica regular ayuda a la reafirmación personal y favorece una mejor relación con el entorno. Los sonidos que emanan de estos maravillosos instrumentos son un gran apoyo para la meditación ya que estimulan la actividad de ondas cerebrales de tipo alfa y beta y despierta la capacidad de dar y recibir.

La ciencia y la experiencia nos dice que todo es energía, todo es vibración. No hay nada como cosas duras o inmóviles o estáticas.
Todo Vibra.

El ser humano también y dependiendo de la frecuencia de onda, la vibración será más elevada o más burda, aquí influyen mucho los pensamientos, los sentimientos.

Donde existen bloqueos la energía se traba, no fluye. Entonces sufrimos porque no hay armonía en nosotros, ya sea por exceso o por deficiencia en nuestra energía o en determinadas frecuencias de energía, que corresponden con lo que comúnmente se llaman chacras.

Esta falta de armonía se traduce en problemas que van desde enfermedades físicas, desequilibrios emociónale, problemas sexuales, de relación con los demás o con el mundo, falta de amor etc. Lo que tenemos que hacer es desbloquear, hacer fluir y armonizar esas frecuencias.

Los cuencos son instrumentos hechos especialmente para que al frotarlos o golpearlos como campanas produzca sonidos que se llaman armónicos, que son vibraciones complejas que por resonancia, activan, armoniza y complementan nuestras vibraciones desarmónicas. La sensación es de elevación, placer relajación y armonía. No debemos quedarnos sólo en su sonido ya que – para mi – lo realmente importante es su vibración.

El efecto es sanador, el trabajo terapéutico con cuencos es una terapia llamada vibracional. Ya que sea que nos relajemos para escuchar un concierto armonizador o que coloquen sobre nuestro cuerpo los cuencos para hacerlos sonar encima nuestro, el efecto es el mismo, las ondas vibracionales de estos instrumentos, con su armonía, van a equilibrar y armonizar por resonancia nuestra vibración personal.

En el caso de los cuencos es que no hay que hacer nada para estar mejor, solo estar en el lugar donde los cuencos inundan con su sonido.Incluso las personas que no prestan atención a los sonidos sutiles quedan perplejas al oír una campana tibetana, también los animales, adoptan actitudes curiosas. Es debido a que la vibración se siente por el cuerpo entero, de ello muchos sonidos y vibraciones nos pueden devolver la quietud a nuestra mente. La vibración relaja y descongestiona.

Masajes con cuencos tibetanos.

images
Hay diferentes formas de dar un masaje, pero para poder haceros una idea los cuencos se colocan alrededor del cuerpo y se van haciendo sonar, luego se van añadiendo los cuencos a los puntos energéticos del cuerpo -chackras- a cada uno su correspondiente, se frotan se golpean.

Todo con suma delicadeza y estudiando la reacción de la persona se irá llevando el cuenco alrededor de cuerpo y es bueno tocarlo también a ciertas distancias para poder masajear los diferentes campos auricos.

Como digo hay muchas formas pero esta es una ligera idea de lo que consta un masaje, es ideal usar Tinghas y diapasones a la vez, ya que es una excelente combinación.

Masaje vibracional para cargamiento y dolores musculares:

Para este una buena nota es Sol ya que pertenece a fuego.

Se hecha agua caliente en el cuenco no mucha, se coloca en la zona, si la zona mantiene estabilidad no es necesario meter la mano, en caso de no habar estabilidad habrá que meter una mano para evitar que el cuenco se derrame.

Se coge el palo y por la parte de la piel se da vueltas, si la mano está dentro se va de un lado para otro sino se hace circular. La otra mano se coloca en el sacro en caso de ser la espalda , esta mano no hace nada solo para sentir que la vibración se expande, si esta mano no nota nada es que la zona está realmente bloqueada.

Después de cada sesión se recomienda no comer, mejor una infusión o algo suave, sopa etc.

INSTRUMENTOS 2

Beneficios de los masajes vibracionales

Permite obtener relajación y el reencuentro con el placer que proporciona las cosas simples. Actúa como fuente de energía para todo el cuerpo. Afloja y libera tensiones musculares. Expande e intensifica el cuerpo aurico, que actúa como defensa energética. Aumenta en general las defensas del organismo y brinda paz interior.

Trabaja sobre el equilibrio entre ambos hemisferios cerebrales, resultando ideal para personas muy racionales o con estrés mental. Produce una profunda limpieza a nivel celular liberando memorias que habiendo quedado impresas en nuestras células, nos inducen a repetir desactualizados patrones de comportamiento, hábitos nocivos que pueden ser reemplazados por otros saludables.

Su práctica regular ayuda a la reafirmación personal y favorece una mejor relación con el entorno.

– Relaja el cuerpo, mente y espiritu.

– Equilibra los hemisferios cerebrales.

– Para la limpieza energética tanto de personas como animales y lugares.

– Excelente para la ansiedad y la concentración.

– Dolores musculares y de cabeza.

– Ayuda al encuentro de uno mismo

– Limpia interiormente sacando todo aquello que dentro ocupa lugar.

– Induce a desaparecer el insomio

– Al relajar todo nuestro estrés es de las mejores terapias para el stress.

– Favorece la concentración

– Desbloquea los chakras haciendo que fluya la energía.

Y muchos beneficios que sería muy largo ponerlos aquí

Rudolph Steiner compara la enfermedad con un piano desafinado.

Los cuencos son originarios de la cultura prebusdista shamánica Bon Po de los Himalayas y pueden ser usados para hacer, música, una música diferente a la que nuestros oídos occidentales están acostumbrados.La tradición del budismo tibetano posee un enorme conocimiento del poder del sonido. Para ellos un maestro del Sonido “puede matar a lo que vive y resucitar a lo que está muerto.

Cada ser y cada cosa tiene su propio sonido, pero este sonido varía dependiendo del estado del ser y de la cosa que produce el sonido en cada momento concreto. Todo consiste en un conjunto de átomos que bailan y producen sonidos con sus movimientos. Se dice que el viento creó las bases de nuestro mundo mediante un movimiento giratorio que produjo un Sonido. Éste combinó la forma y la materia, de donde emergieron las formas. Éstas, al moverse, produjeron otras a través del poder del sonido que habían hecho.

Cada átomo canta incesantemente su propia canción… Y al igual que existen sonidos creativos, hay también sonidos que hacen que la materia se desintegre. Cualquiera que pueda producir ambos tipos de Sonido tiene el poder de crear y destruir a su antojo”
El físico norteamericano Edgar Cayce, y Rudolf Steiner, filósofo alemán fundador de la Escuela Antroposófica, pensaban que “tonos puros” serían utilizados para la sanación a finales del siglo XX. Asimismo Nostradamus predijo la curación del cáncer también mediante un “tono puro” en 1998.
INSTRUMENTOS

El doctor Gaynor, autor del libro “Sonidos que Curan” y director del Departamento de Medicina Oncológica e Integrativa del centro Strangh-Cornell para la prevención del cáncer de Nueva York, ha utilizado con éxito el sonido de los cuencos y otras técnicas sonoras en cientos de pacientes.
Tal como ya los antiguos parecían saber, todo en el universo está en un estado de vibración. La resonancia es la frecuencia en la que un objeto vibra más naturalmente.

Tal como describe Jonathan Goldman en su libro Sonidos que sanan, “por medio de la resonancia es posible que las vibraciones de un cuerpo alcancen a otro y lo pongan en movimiento.

Esto puede observarse fácilmente, por ejemplo, cuando un cantante rompe una copa con su voz.

Lo que ocurre es que la voz del cantante puede igualar la frecuencia de resonancia del cristal, provocando así su vibración.”
Otro aspecto fundamental a tener en cuenta es que “el sonido es una onda portadora de conciencia”.

Dependiendo de dónde esté situada la conciencia del individuo cuando crea un sonido, éste llevará información de ese estado a la persona que lo reciba

Los tingshas son los cimbalos rituales del Budismo y la mayoría de la gente desconoce que son herramientas de diagnostico para evaluar el cuerpo humano. Campanas y dorjes son considerados como herramientas de sabiduría y compasión. Los occidentales las llamamos campanas cantoras tibetanas y su sonido mantra es el OM que simboliza la perfección y está visto como el sonido del cuerpo.

La armonía del hombre consigo mismo y con el mundo que lo rodea es constantemente amenazada por el estrés. El Masaje Ayurveda y de sonido además de terapéutiico es también un método extremadamente eficaz de relajación.

Los cuencos tibetanos están compuestos por una aleación de siete a nueve metales, entre los que podemos destacar: oro, plata, estaño, mercurio, plomo, cobre, hierro y niquel, siendo estos dos últimos de origen extraterrestre, ya que al ser concebidos los cuencos cantores en el techo del mundo, la cantidad de meteoritos es mayor que en otras partes del planeta y los artesanos veían en ellos la mano de los dioses.

El principio de resonancia designa la capacidad que tiene la vibración de llegar más allá, a través de las ondas vibratorias y provocar una vibración similar en otro cuerpo. Es decir es la capacidad que tiene una frecuencia de modificar a otra frecuencia.

Las mujeres que viven juntas o que pasan muchas horas juntas acaban ajustando sus ritmos hormonales. El ejército sabe que cuando cruzan un puente no pueden ir en formación, por el peligro de rotura del mismo, por lo que abandonan la formación hasta que lo han acabado de cruzar. Sendos ejemplos del principio de resonancia.

Además el sonido modifica nuestras ondas cerebrales
TERAPIA VIBRATORIA

¿En qué nos puede ayudar la terapia con cuencos tibetanos?

El médium Edgar Cayce predijo que el sonido sería la medicina del futuro y esto ya está ocurriendo.

* Los grandes expertos en terapia de sonido ya han descubierto científicamente que mediante el sonido se puede conseguir la auto-destrucción de las células cancerosas y la curación de infinidad de enfermedades.

* Los cuencos tibetanos son instrumentos de curación, sanación, relajación y meditación, ayudándonos a establecer una vibración saludable en todo nuestro organismo, tanto a nivel físico, mental o psicológico, emocional y espiritualmente.

* Son un medio maravilloso para equilibrar los chackras y cambiar la conciencia desde un estado alterado de ansiedad y estrés hacia un estado de paz, relajación y serenidad, induciendo estados de sanación espontánea y estados místicos y elevando nuestra frecuencia vibratoria.

* Las personas que han experimentado un masaje sónico con cuencos tibetanos experimentan grandes cambios, mayor claridad mental, aumento de la creatividad, mayor concentración, mayor visión de futuro y una gran sensación de paz. El resultado es un individuo más productivo, más centrado, más feliz, más sereno, más equilibrado, más en paz consigo mismo.

* Existe un espacio de paz en nuestro interior y los cuencos tibetanos nos ayudan a entrar en él, nos ayudan a resonar con nuestra verdadera conciencia o yo superior y con ese sentimiento de paz y serenidad que todos llevamos dentro.

* A nivel físico se utilizan en la curación de cualquier enfermedad; para recargar nuestro sistema energético, para aliviar el sufrimiento y el dolor (incluye el dolor emocional), para eliminar inflamaciones, para estados de ansiedad, angustia, estrés, depresión, tristeza, insomnio, hiperactividad.

* Hace que los sistemas biológicos funcionen con más homeostasis; calma la mente y con ello el cuerpo y tiene efectos emocionales que influyen en los neuro-transmisores y los neuro-péptidos, que a su vez ayudarán a regular el sistema inmunitario, el sanador que llevamos dentro.

La propia acupuntura, maneja la energía canalizando las corrientes eléctricas naturales del organismo.La persona debe buscar vibrar nuevamente en esa frecuencia, a través de un trabajo consciente. No sabemos amar. Lo único que activa las forma geométricas espontáneamente es el Amor Incondicional. El concepto de aura es un concepto bidimensional. Es lo que registra una Kirllian o un programa de Aura-soma en la PC. Somos vibración que la máquina registra y decodifica en colores pero también somos sonido. El Universo es música. Todos somos sonido y luz, conciencia en movimiento continuo.Existe una íntima vinculación entre el color, el sonido y las otras expresiones de la vida. El sonido ocupa un peldaño inferior en la escala, justo por encima de la forma y la sustancia de la materia. Por lo tanto, el sonido es intermediario entre el nivel superior de ideas abstractas en la mente y la forma concreta, el sonido es capaz de dar forma al éter, mediante estas formas, el poder correspondiente de la mente puede hacer una impresión en la materia física. La varita mágica es la energía de la mente y la energía del sonido, tal como lo demostró Einstein y lo acepta ahora la ciencia moderna, energía y materia son intercambiables. La magia esta sujeta a la Primera Ley de la Física y la Metafísica: la ley de polaridad, esto significa que, cuando se utilizan estos tres pasos y lo que ha sido imaginado por la mente y dispuesto por la palabra hablada es negativo por algún motivo (lo sepas o no) en frases tales como “lo que se teme sobreviene”. El miedo es una emoción tan poderosa que llega a proyectar un olor muy desagradable, los animales huelen el miedo en el ser humano y en cualquier otro animal, de manera instantánea. Y aunque no lo sepas el miedo es una fe muy poderosa, capaz de cambiar literalmente las leyes de la física. El miedo es fe negativa. La Fe poderosa manifiesta sus imágenes con tanta prontitud y seguridad cuando se la proyecta por fuerzas positivas como cuando se lo hace por fuerzas negativas. El cuerpo físico tiene formas geométricas inactivas en forma holográfica. Están siempre, nacen con nosotros. Están ahí, lo sepamos o no. Se mueven con escasa vibración generando color y sonido que nos caracteriza e individualiza. Ese color y sonido nos permite abrir nuestra conciencia a determinada realidad en la cual estamos virtualmente atrapados por vibración. La totalidad de tu capacidad cerebral es inmensa; sin embargo tú, en tu pensamiento limitado, usas sólo un tercio de ella. ¿Para qué crees que es el resto?