No creáis nada por el simple hecho de que muchos lo crean o finjan que lo creen; creedlo después de someterlo al dictamen de la razón y a la voz de la conciencia.

— Siddhārtha Gautama

Al expresar su enojo le parece que está recibiendo la ira de su sistema, pero eso no es cierto. Al expresar su enojo, ya sea verbalmente o con violencia física, usted está alimentando a la semilla de la ira, y se hace más fuerte en ti.

Thich Nhat Hanh

“La Meditación es ese viaje interno que hacemos hacia el centro de nuestra existencia, nuestro Ser. Es un viaje desde el movimiento a la quietud, desde el sonido al silencio.”

– SSRS.

EL ORIGEN DE LA ENFERMEDAD

Toda enfermedad es creada por uno mismo, sucede como una respuesta a una situación interna que nos genera un bloqueo emocional. Nadie busca la enfermedad de manera consciente, esta nos sucede, aunque a veces nos decimos cosas como… “no vale la pena vivir o me quiero morir” y resulta que nos enfermamos.

Normalmente recreamos un ambiente mental de manera inconsciente que genera una tensión emocional que precisa de una salida. Por tanto el sentido biológico de cualquier enfermedad, aunque te parezca absurdo e irónico, tiene que ver con un intento por sanarnos energéticamente, es una acción del inconsciente que nos señala en donde se encuentra un bloqueo emocional para atenderlo. Sucede que para el inconsciente, es una prioridad mantener el equilibrio emocional, ya que su deterioro puede causarte la muerte.

El bienestar del cuerpo físico depende del saneamiento del cuerpo emocional. Por tanto el inconsciente hace cosas que en apariencia no tienen sentido al enfermarte, sin embargo con esta medida se te está pidiendo que dejes de suicidarte silenciosamente. La enfermedad es un recurso que tiene tu alma para hacerte entrar en razón. Para que prestes atención a esas emociones que reprimes. Desarrollar la inteligencia emocional es un factor primordial para el ser humano que se suele subestimar.

Todo lo que nos sucede tiene un sentido emocional. Él para que de una situación que nos afecte como los robos, descomposturas, pérdidas e infortunios, no sucede por azar, tienen que ver con una situación interna que no ha sido resuelta. Las enfermedades y conflictos que se van presentando en nuestra vida son la consecuencia de un desequilibrio emocional no resuelto. En esto se basa el nuevo paradigma del bienestar total. La forma como pensamos suele contaminar nuestra percepción, creando así un desorden emocional que nos pasará la factura. Si piensas que no mereces vivir, que no eres digna o careces de valor. Si te sientes culpable, abandonada(o) y sin protección. Tendrás suficientes razones para vivir resentida(o) y por tanto somatizarlo (transformar inconscientemente una afección psíquica en orgánica)

El inconsciente trata de sanar tu alma neutralizando la forma como te niegas y desvalorizas, para el son pensamientos tóxicos que comprometen tu sistema, por tanto genera estados depresivos o de enfermedad para que te detengas, para que te frenes y dejes de agredirte psicológicamente. Entonces el sentido de la depresión es liberarte de la tensión acumulada en tanto te resistas liberar la emoción que te afecta (creencia toxica)

Para el inconsciente el tiempo y el espacio no existen. En cierta parte de nuestra psiqué el tiempo no cuenta para nada, todo se interpreta como un continuo presente, por tanto permanece activo y este nos afecta a través de bloqueos emocionales primarios y de raíz (los vínculos generacionales)”… “La enfermedad es el esfuerzo que hace la naturaleza para curar al hombre”…“El hombre que no percibe el drama de su propio fin no está en la normalidad sino en la patología”… “El inconsciente no es algo malo por naturaleza, es también la fuente de bienestar”… “La gente podrá hacer cualquier cosa, no importa cuán absurda sea, con el fin de evitar enfrentar su propia alma”… “La libertad se extiende sólo hasta los límites de nuestra conciencia”…

“No podemos cambiar nada sin antes comprender. La condena no libera, solo oprime”… “El péndulo de la mente alterna entre sentido y sinsentido, no entre el bien y el mal”… Carl G. Jung

El inconsciente no valora nada, tampoco sabe distinguir entre lo de adentro y afuera, lo que es mío y lo del otro… Cuando aplicamos un juicio a una emoción, esto es lo que crea el bloqueo. Cuando se rompe el equilibrio entre lo que pienso, lo que siento y lo que realmente deseo hacer. Es cuando se pierde la coherencia interna y surgen las enfermedades y circunstancias desagradables en nuestra vida.

fuente: Ari Shemoth