El shiatsu, punto por punto

Basado en la antigua medicina china, el shiatsu consiste en presionar con los pulgares los meridianos de acupuntura para equilibrar los canales energéticos. Al tiempo que consigue aliviar las tensiones musculares, puede sacar a la luz problemas internos. Se trata de una terapia con beneficios a nivel global. No tiene contraindicaciones y se practica con la ropa puesta.

El verdadero Shiatsu, no tiene absolutamente nada que ver con un masaje, es una terapia, una medicina que engloba el cuerpo y la mente. Los resultados son enormemente satisfactorios cuando la experiencia se basa en una buena práctica seguida de una filosofía correcta.

¿Qué es?

Para la medicina oriental el cuerpo es un mapa de meridianos de energía formado por 660 puntos interrelacionados entre sí. Los antiguos maestros se encargaron de medir la energía de cada punto del cuerpo para alcanzar el equilibrio perfecto (el tao) entre el yin y el yang, las dos fuerzas opuestas que rigen el Universo y también el cuerpo humano. Todo lo que se desvíe de ese equilibrio tiende a generar alteraciones y enfermedades. La acupuntura con agujas y el shiatsu mediante presión dactilar, ayudan a equilibran las energías descontroladas por exceso o por defecto, colocándolas en un nivel óptimo. Shiatsu, significa: “presión con los dedos” shi: dedo, atsu: presión. Es una terapia oriental conocida también como acupresión o digitopuntura. El tratamiento consiste en la presión firme de los dedos sobre la piel en puntos muy localizados del cuerpo y con una dirección, ritmo y energía determinaros con precisión. Su fundamento teórico reside en la existencia de la energía vital, llamada Ki ó chi, que recorre el cuerpo a través de los meridianos de la medicina tradicional china. Existen catorce meridianos principales, cada uno de los cuales influye sobre un órgano y su correspondiente función.

Cuando hay algún problema, la energía está sobreactivada o bloqueada en alguno de los puntos, entonces el Shiatsu actúa en consecuencia para restablecer el equilibrio energético del cuerpo, haciendo que se pongan en marcha sus propios mecanismos de defensa y recuperación (sistema inmune). El Shiatsu reequilibra al paciente física, psíquica y energéticamente. Con el tiempo se consigue una mayor capacidad de relajarse en forma profunda, bienestar físico y un mayor poder de concentración. Sus aplicaciones resultan muy variadas desde mejorar la circulación y controlar la celulitis o evitar migrañas y trastornos nerviosos. Las sesiones duran aproximadamente una hora y sus efectos se empiezan a observar a las 24 horas de practicado el tratamiento.

Resultados en equilibrio

El objetivo final permanece fiel a muchas otras disciplinas orientales cuya meta es regular el nivel energético -homeostasis-y alcanzar así el Tao de la salud y la longevidad, a través del mágico equilibrio entre el yin y el yang. Una finalidad común y una experiencia sanadora que apuesta por la armonía global a través de un perfecto equilibrio entre el cuerpo y la mente. Pero devotos o no, hasta las últimas investigaciones reconocen que el Shiatsu es una de las disciplinas más positivas para mantenerse en forma y saludable

Cómo actúa la terapia Shiatsu?

El Shiatsu no actúa como la medicina alopática, porque no se encarga de combatir los síntomas. Trata directamente el origen de la enfermedad y despierta los poderes curativos del cuerpo. Después de los primeros tratamientos algunos pacientes sienten cansancio, notan que el dolor ha aumentado. Esta es la primera reacción frente al estímulo energético que se ha producido y la respuesta natural de inicio del proceso curativo.

La frecuencia mínima de tratamiento es una sesión semanal de una hora de duración para ayudar a prevenir molestias. Si se desea mitigar enfermedades crónicas habrá que empezar por dos o tres sesiones semanales como principio del tratamiento. Una hora de relajación total equivale a cinco horas de sueño. Después se registrarán energías renovadas.

Protocolo de la sesión

Las sesiones se realizan en el suelo, sobre un futón (colchón japonés, relleno de algodón), una colchoneta fina o una manta. El paciente está acostado o sentado, vestido con ropa de algodón que no ajuste. El terapeuta utiliza todo su cuerpo, realizando movimientos fluidos y armoniosos, y precisa más de flexibilidad que de fuerza física. Con la práctica el terapeuta va desarrollando una sensibilidad cada vez mayor que le permite percibir exactamente cuáles son las necesidades del paciente.

Recomendado: En procesos dolorosos crónicos dejando al margen los analgésicos y anti-inflamatorios clásicos. El shiatsu funciona con rapidez para calmar la ansiedad, dejar de fumar, perder kilos, en dolores musculares, estrés, insomnio o depresión. También tiene aplicación estética concreta.

 

 

El shiatsu significa “presión con los dedos”, susu bases provienen de la medicina tradicional china ( la enfermedad se produce por el bloqueo de energía o “Ki” en los “meridianos” ( canales invisibles que circulan por debajpo de la piel y entre los músculos, conectando órganos vitales que contienen ese ki).

 

 

 

Zen shiatsu:

1-     poner mano en hara

2-     2- rodilla al pecho

3-     Rotación de cadera

4-     Colocar de lado quitando puntos d eapoyo

5-     Rotar hombro en sentido agujas reloj

6-     Estirar trapecio001 002 003 004 005 006 007 008 009 010 011 012 013 014 015 016 017 018 019 020 021 022 023 024 025 026 027 028 029 030 031 032 033 034 035 036 037 038 039 040 041 042 043 044 045 046 047 048 049 050 051 052 053 054 055 056 057 058 059 060 061 062 063 064 065 066 067 068 069 070 071 072 073 074 075 076 077 078 079 080 081 082 083 084 085 086 087 088 089 090 091 092SS